GUADALAJARA, Jal., 26 de febrero de 2020.- El estado de Jalisco será uno de los tres primeros del país en efectuar pruebas para identificar al nuevo coronavirus bajo la supervisión del InDRE.

Lo anterior permitirá agilizar el proceso para confirmar o descartar los casos sospechosos. Las otras dos entidades ya capacitadas para esta labor son Baja California y Quintana Roo.

El titular de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Fernando Petersen Aranguren, anunció hoy en conferencia de prensa que el personal del Laboratorio Estatal de Salud Pública (LESP) fue capacitado por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para llevar a cabo el diagnóstico y detección de este nuevo virus originario de Wuhan, China.

“El Laboratorio Estatal de Salud Pública ya tiene la posibilidad de estar haciendo las pruebas de coronavirus, por lo que muy probablemente en los próximos días se estarán haciendo unas pruebas en infecciones respiratorias agudas, para checar que la técnica es la adecuada y que ya se pueden hacer las pruebas en Jalisco”, expresó Petersen Aranguren.

El taller para capacitar al personal del LESP se llevó a cabo el 20 y 21 de febrero. Dentro de esta capacitación, se revisaron los protocolos sugeridos por la OMS, además de que se llevó a cabo un entrenamiento práctico para la detección molecular del virus en tiempo real.

El LESP deberá realizar un pilotaje que será revisado por el InDRE para verificar la implementación correcta del protocolo. Una vez aprobado, el LESP podrá realizar la detección del virus en todas las muestras que cumplan con la definición operacional de caso sospechoso.

Es importante aclarar que el LESP no estará a cargo de anunciar los casos positivos, sino que el InDRE mantendrá esta facultad.

Sin embargo, el gran beneficio es un ahorro de tiempo para procesar la muestra y en caso de que resulte negativa, podrá el LESP correr las pruebas para Influenza o, bien, para el Panel Viral de Otros Virus Respiratorios.

De esta manera, el Estado de Jalisco continúa implementando las acciones para la adecuada y oportuna identificación de casos sospechosos y así proceder a los protocolos de vigilancia epidemiológica y de atención de casos y sus contactos.