PUERTO VALLARTA, Jal., 11 de abril de 2019.-Al señalar que las personas que se manifestaron este martes en contra de la hidroeléctrica sobre el río Los Horcones están mal informadas, José Ayala Michel, gerente de proyecto de Grupo Hidrogenerador de Occidente aseguró que la empresa cuenta con todos los permisos, mismos que ha estado tramitando desde el 2009.

Ayala Michel, explicó acerca del proyecto y en cómo es la mini hidroeléctrica, la cual consiste en una obra de toma de agua de dos metros de altura que no afecta al medio ambiente, pues deja pasar el agua.

“No estamos sacando el río, el río siempre va a tener agua”, aseguró al añadir que la generación de energía se da a través del paso del agua por las turbinas, sin causar mayor daño.

«Mal inforrmados»

El gerente de proyecto de Grupo Hidrogenerador de Occidente consideró que las personas desconocen del proyecto y están siendo mal informadas.

“Yo creo que en realidad lo que pasa que no conocen el proyecto y no conocen este tipo de proyectos. Incluso escuchado muchas declaraciones, denotan una ignorancia no sólo en el tema de cómo se hacen estos proyectos, sino también de de las leyes que se aplican al respecto”, expresó.

Proyectos como este –aseguró- contribuirían en revertir los efectos del cambio climático en el mundo. “Es necesario generar energía renovable y una de las energías o la energía renovable más amigable a largo plazo es la hidroeléctrica, cómo lo que estamos haciendo porque los costos de producción de generadores eólicos y de fotovoltaicos y la energía que consumen para su producción son muy altos, tienen vidas útiles ilimitadas”, explicó.

Dijo que a diferencia de otros sistemas de generación de energía alternativos, una mini hidroeléctrica puede durar hasta cien años funcionando “con mantenimiento adecuado”, teniendo con ello el menor impacto del medio ambiente, con “energía eléctrica limpia, renovable, en un entorno de desarrollo sustentable”.

10 años de trámites

La obtención de permisos para proyectos como éste llevan muchos años, Ayala Michel, al explicar que los primeros trámites que realizaron para esta hidroeléctrica comenzaron desde el 2009, debido a que para obtener un permiso debes realizar una serie de trámites que van complementando otro trámite.

“El proceso lleva muchos años, porque son demasiados pasos que hay que seguir. Los permisos empezamos a tramitar desde el 2009 y tenemos el permiso desde el 2010”.

Los trámites han sido –dijo- ante la Semarnat, Conagua, la Comisión Reguladora de energía, Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el ayuntamiento de Cabo Corrientes, así como ante el Centro Nacional de Control de Energía.

“Tenemos muchos permisos, innumerables y son, cómo te digo paulatino se van haciendo. Hay muchos que se necesita uno o antes del otro, por eso no se pueden hacer mismo tiempo y por eso toma tanto tiempo sacarlo”, añadió.

Ayala Michel dijo que Semmarnat no le requirió estudios de impacto ambiental, al ser un proyecto de energía autosustentable que -a su decir- no generaría daño al medio ambiente, pues además de estar en la zona del derecho de vía de la carretera, el proceso de generación energética no afecta el entorno.

Niega relación

Debido a que en las pancartas y lonas que los manifestantes presentaron el martes en el cierre de la carretera, el gerente de proyecto negó que exista relación alguna entre Ayala Michel, Grupo Hidrogenerador de Occidente y el desarrollo Garza Blanca, tal como se expuso en el protesta.

“No sé por qué lo hicieron, pero quiero que quede bien claro que nosotros no tenemos ninguna relación ni trato comercial y nada que ver con el Garza Blanca”, expresó, al agregar que de la misma manera, la energía producida por la hidroeléctrica vaya a ser vendida al desarrollo turístico del expresidente vallartense Fernando González Corona.

“La podemos vender a prácticamente cualquier empresa, municipio o incluso privado que está interconectado a la red la red nacional eléctrica. Esto se llama esquema de autoabastecimiento y bueno nosotros ya tenemos una cartera de clientes que estamos hablando de industrias que están en Guadalajara (…) no necesitamos vendérsela a Garza Blanca, ya tenemos clientes”, expresó.