CIUDAD DE MÉXICO, 16 de septiembre de 2019.-“Estoy sumamente tranquilo”, acotó Jesús Murillo Karam, quien fuera titular de la Procuraduría General de la República (PGR) del año 2012 al 2015, durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto sobre el caso Ayotzinapa.

El ex procurador Jesús Murillo Karam comentó que estuvo prácticamente tres meses al frente de la investigación cuando “se hizo todo lo que se ha hecho hasta ahora” sobre la desaparición de los 43 normalistas de Guerrero.

El también ex diputado federal y senador descartó que dos peritos hayan desechado la quema de los restos de los estudiantes normalistas, y defendió una vez más la verdad histórica.

“Desde luego que se podían quemar ahí, no uno sino hasta cientos, y esos peritajes nadie los menciona, los eliminaron de la opinión algunos que dicen que no fue así”, mencionó en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula, la mañana de este lunes.

Afirmó que uno de los miembros del Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI) declaró que revisaría los expedientes, un año después de hacer una serie de afirmaciones, por lo que considera que es benéfico para el caso revisar todos los detalles del extenso expediente.

“Dicen que van a revisar el expediente pues yo estoy muy contento, si hubo violaciones al procedimiento que se castiguen, no conozco de las violaciones que se señalan… yo ordené que se hiciera de inmediato la investigación”, dijo en relación a las denuncias por torturas.

Murillo Karam aseveró que está en la mejor disposición de colaborar con el actual Gobierno de la República “para que se haga de manera correcta y debidamente porque es un caso sumamente doloroso”.

El ex procurador reiteró que está tranquilo en relación a su trabajo al frente de las indagatorias de la desaparición de los normalistas.

Aseguró que no lo inquietan las declaraciones del subsecretario de Derechos humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, quien este domingo reprochó a los ex funcionarios de encabezar las indagatorias de Ayotzinapa con una serie de irregularidades.