GUADALAJARA, Jal., 16 de septiembre de 2019.-Un descuido por parte de policías municipales del poblado de Poncitlán provocó una tragedia al interior de la comisaría de Seguridad Pública y es que un detenido aprovechó la situación tomó su fusil AR15 de la corporación y disparó contra una mujer policía para después escapar con el arma; la elemento perdió la vida en el lugar.

Una detención por una falta administrativa se convirtió en homicidio la madrugada de este lunes luego de que un sujeto de 18 años, nombre Pablo Francisco, fuera arrestado por elementos de la policía de Poncitlán por ingerir bebidas embriagantes en la calle.

El sujeto fue llevado a la Comisaría donde fue remitido a los separos ante un agente del Ministerio Publico, sin embargo el hombre aprovechó un descuido de los elementos policiacos quienes dejaron a modo un arma larga, AR15, la cual tomo el sujeto y agredió a una elemento que estaba custodiando el lugar.

El sujeto disparó a quemarropa contra la oficial de nombre María del Rosario, de 35 años, y escapó del lugar llevándose el arma y dejando sin vida a la uniformada al recibir el impacto de bala en la cabeza.

Elementos de la misma corporación y Policías del Estado implementaron un operativo de búsqueda contra el borracho que se convirtió en asesino en los separos municipales de Poncitlán sin embargo no se ha informado de la detención del hombre.

La carpeta de investigación por el crimen fue abierta y se investigar la responsabilidad de los elementos policiacos ante el caso.