GUADALAJARA, Jal., 5 de septiembre de 2021.- El uso de cubrebocas se ha vuelto obligatorio a causa de la emergencia sanitaria por Covid 19 en todo el mundo, sin embargo, es importante no sólo colocarlo adecuadamente sobre boca y nariz, sino desecharlo de manera adecuada para que no genere ningún riesgo de salud e incluso ambiental.

El director del Hospital General de Zona (HGZ) No. 42 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Jorge Humberto Valdivia Flores, dijo que los cubrebocas desechables no deben utilizarse durante más de ocho horas; después de ese tiempo el material pierde la capacidad de retener fluidos como saliva y mucosidad, lo que facilita el contagio de Sars-CoV-2.

“Cuando lo desechemos, tenemos que romperlo, cortarlo con tijeras, también las asas que lo sostienen”, esto, aclaró con el fin de que no sean reutilizados de manera irresponsable y antihigiénica por terceras personas. Los pedazos deben colocarse posteriormente en una bolsa de plástico anudada, misma que debe rociarse con una solución clorada para que no sea un foco de infección.

Una vez destruido el cubrebocas, continuó el especialista, es preciso lavarse las manos y desinfectar los insumos utilizados (tijeras). La bolsa de plástico debe entregarse al camión recolector de basura, nunca tirarse en vía pública.

Si se utilizan cubrebocas de tela, Valdivia Flores insistió en la importancia de no utilizarlo durante más de ocho horas seguidas, lavándolo y desinfectándolo antes de cada uso, además de preferir aquellos que tienen varias capas. 

Finalmente, el especialista señaló que además del cubrebocas, es necesario sanitizar las manos con alcohol gel al 70 por ciento o, mejor aún, lavarlas con agua y jabón, frotando cada una de las partes durante al menos cinco segundos, tanto las palmas como el dorso, el espacio entre los dedos y las uñas.