GUADALAJARA, Jal; 9 de agosto de 2018.- El secretario general de gobierno, Roberto López Lara, informó que por un tatuaje está en proceso de identificación uno de los cadáveres que fue localizado en la fosa ubicada en la colonia Santa Elena Alcalde, lo que permitiría a su vez establecer la identidad del resto de las víctimas.

Mientras que en el municipio de Tlajomulco, en el fraccionamiento Villa Fontana se mantienen las diligencias correspondientes, pues se presume que podría haber más cadáveres en una de las fincas localizadas.

Sobre la declaración que hizo el presidente municipal de Tlajomulco, Alberto Uribe Camacho, de que existía la sospecha de que los cuerpos hubiesen sido “sembrados”, López Lara exhortó al primer edil a que acuda a ante el agente del Ministerio Público para hacer su declaración de manera formal o si es que cuenta con datos que puedan ayudar en la investigación.

“Si él tiene un dato que haga una comparecencia, que los aporte conforme a derecho”, destacó López Lara quien además aseguró que las autoridades locales están concentrados en darles resultados a la ciudadanía.

Al ser cuestionado sobre la declaración que emitió el gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval, de que se estaba viviendo una guerra de baja intensidad, el secretario aseguró que no se está minimizando el hecho, sino que se está trabajando al respecto.

Pidió que se reconozcan los avances que ha hecho la Fiscalía General del Estado en las investigaciones de los múltiples homicidios que se han registrado en lo que va del año en los diferentes puntos del área metropolitana de Guadalajara.