GUADALAJARA, Jal., 24 de abril de 2021.- Con calma vivieron los aficionados de Atlas y Chivas los momentos previos al Clásico Tapatío que se disputará esta tarde en el Estadio Jalisco.

El inmueble que durante 50 años fuera casa del Rebaño Sagrado y ahora es solamente de los Zorros abrirá al 25 por ciento de su capacidad. Por primera vez en la pandemia se disputa este encuentro aquí.

El Clásico Tapatío fue el último partido, el año pasado, que se pudo disputar en el Estadio Jalisco con aficionados. En aquella ocasión lució pletórico. Chivas se llevó la victoria y la fiesta fue total para los rojiblancos. Las diferencias en esta ocasión son marcadas.

En la periferia del Coloso de la Calzada se vio mucha menos gente que en otras ocasiones. Los puestos de venta de comida tradicional con menos vida que en otras ocasiones.

El operativo de seguridad para este encuentro constó en total con más de 850 elementos de distintas corporaciones. Y al menos en la previa, hizo un buen trabajo para que se pudiera vivir con tranquilidad, sin incidentes de violencia en las calles aledañas al Estadio Jalisco. La llegada de los equipos se dio con tranquilidad y sin agresiones de corte físico.

En el estadio se esperan 13,750 aficionados y una buena parte de ellos serían rojiblancos, pues más allá de que son “visitantes” a nivel administrativo, en los alrededores del estadio se vio una enorme cantidad de camisetas del Guadalajara, incluso de la nueva, conmemorativa de los 115 años de vida del Rebaño Sagrado.

Por lo pronto, en el previo del Clásico Tapatío, la tranquilidad se ha vivido. El operativo de seguridad terminará horas después del encuentro y se espera que todo transcurra con calma, aunque existe tensión luego de que las barras de ambos clubes manifestaran públicamente su inconformidad porque no les vendieron boletos.