GUADALAJARA, Jal., 5 de marzo de 2021.- En un hecho sin precedentes, un Papa pisa tierras de Irak. Este viernes arribó a Bagdad el pontífice Francisco para realizar una gira de tres días.

“Vengo como penitente que pide perdón al Cielo y a los hermanos por tantas destrucciones y crueldad; como peregrino de paz, en nombre de Cristo, Príncipe de la Paz. ¡Cuánto hemos rezado por la paz en #Irak! Dios escucha siempre. Depende de nosotros caminar por sus sendas”, expresó por medio de su cuenta de Twitter.

Al aterrizar fue recibido por el primer ministro Mustafa al Kazemu y dos niños que le entregaron flores. Ya en el palacio el presidente Barhamn Saleh le dio la bienvenida como “apreciado huésped”, a uno de los países donde la mayoría es musulmana, solo el 1 por ciento profesa la religión católica.

En su discurso pidió que «callen las armas, que se evite la proliferación, aquí y en todas partes. Que cesen los intereses particulares que son indiferentes a la población local. No más violencia, extremismo, facciones e intolerancias”.

https://twitter.com/enagenda_/status/1367860645316734979?s=21