GUADALAJARA, Jal., 23 de noviembre de 2020.- De cuna priista, pero que desarrolló su carrera política en Movimiento Ciudadano (MC) acompañando al hoy gobernador Enrique Alfaro, Alberto Uribe Camacho es recordado como presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga y por su batalla contra fraccionamientos irregulares, así como su posterior ruptura con MC y con el propio Alfaro Ramírez para irse a Morena. 

Ahora está de regreso en Guadalajara después de trabajar un tiempo en el gobierno federal como director de Coordinación Política en la Secretaría de Relaciones Exteriores, muy cerca del canciller Marcelo Ebrad, admite que está preparándose para ser candidato a la presidencia municipal de Guadalajara o de Zapopan. 

¿Por qué el cambio del trabajo en el gobierno federal para regresar a Jalisco? 

Yo estaba trabajando con Ebrad y el planteamiento es la posibilidad de ser candidato por un municipio de la zona metropolitana, particularmente la discusión está centrada en Guadalajara y en Zapopan, que está a días de tomarse la decisión, además el presidente hizo una petición, incluso hay un twitter de Marcelo que vale la pena retomar que es quien hace el anuncio de mi salida de la Secretaría y el anuncio de mi candidatura acá en Guadalajara, aquí en Jalisco, porque el presidente había puesto como fecha límite el 31 de octubre para renunciar a cualquier cargo del gobierno federal, porque no hay convocatoria del partido Morena. 

¿En este momento son muy graves las diferencias con Enrique Alfaro? 

La situación en la incomunicación, porque cuando Enrique arrancó su proyecto hace muchísimos años, los dos primeros fuimos él y yo, Lorena Martínez también, y las reglas del juego al final siempre fueron muy claras en el sentido de construir un proyecto en donde pudiéramos llegar en grupo a Jalisco, y evidentemente él era la cabeza y el líder pero no podía girar todo en torno a él, como tampoco puede girar Morena en torno a Andrés, tienes que hacer instituciones en donde independientemente de, hacer una organización fuerte, pero si depende de ese actor, si ese actor se cae, se cae todo, y se lo dije muchas veces, yo soy de esas personalidades que también me gusta hablar claro, me gusta hablar de frente, a mí Enrique me había invitado a ser coordinador de su campaña a gobernador y secretario de Gobierno, yo no quería ser secretario de Gobierno, mi única petición era reelegirme en Tlajomulco por el tema de largo plazo, yo quería un gobierno a seis años, posteriormente me evaluaron en Guadalajara y salí igual de competitivo que Ismael, pero yo era una piedrita en el zapato porque yo soy independiente, y si soy alcalde, se lo debo a la gente, no se lo debo a un actor político, mis decisiones como alcalde de Tlajomulco siempre fueron en torno a mi gente, por eso paré la vivienda de 50 mil en promedio cada tres años a 4 mil 929, porque ya no daba el tema en muchas cosas, agua, servicios, transporte, hospitales y escuelas, entonces, el tema era quedarme en Tlajomulco tres años más; cuando se da este rompimiento me termino yendo al gobierno federal por una invitación que me hace Marcelo Ebrad, yo fui coordinador de Andrés en Jalisco en la parte de estrategia, en la parte logística, me tocó representarlo en todos los debates, y nos la llevamos muy bien con Andrés y con Marcelo Ebrad que era el coordinador de toda la región, y a partir de que a Marcelo lo nombran secretario me invita de responsable de la Dirección General de Coordinación Política y entre otras cosas la función es la relación con el Senado de la República, Cámara de Diputados, Congreso Federal, los Congresos locales en los estados, ciudades y cualquier entidad pública mexicana que tenga relación con cualquier embajada, todos los embajadores fueron nombrados en esa oficina que depende el canciller, entonces eso me permitía tener una gran relación con los embajadores de México en el mundo y ahora ya que renuncié tener que empezar a construir un modelo para si voy a jugar Guadalajara o Zapopan, yo quisiera Zapopan, pero en términos reales, lo que me pida el partido, yo vengo a fortalecer, Carlos Lomelí también quiere Guadalajara, no tengo problema de que él se quede en Guadalajara y yo en Zapopan, pero la decisión no la tomamos nosotros. 

Alberto Uribe es inquieto, se reveló en Movimiento Ciudadano, ¿se puede revelar en Morena también si algo no le parece? 

Sí claro, yo soy dueño de mi carta, yo no soy un soldado del presidente, yo soy un aliado, y como aliado me gusta decir lo que pienso, pensar lo que digo, pero ser claro siempre, si mi jefe me pide que me tire de un tercer piso no lo voy a hacer a menos que hacerlo significara algo para México que fuera importante, pero yo no reacciono así, además soy un hombre que tiene su formación, que tengo una carrera, dos maestrías, un doctorado, tengo mi criterio propio, y ante eso me gusta defender en lo que yo creo, y lo que no creo, no tengo ánimo de empujarlo, yo he sido crítico con muchas cosas, desde el manejo de cubrebocas y a veces he sido crítico con Andrés, claro que le ayudo, pero digo lo que yo pienso, me parece que también se vale tener diferencias, que si todo fuera perfecto en la vida, pues no habría divorcios. 

¿Alberto Uribe ha sido amenazado por Enrique Alfaro? 

No, ni lo va a ser, pero evidentemente cuando yo digo esto en esa entrevista que Alfaro está pensando en que me quiere partir la madre, en realidad yo nada más hice una parodia de Alfaro, de cómo reaccionaría Alfaro “¡Le voy a partir toda su..!, lo pusieron de cabeza y la cabeza fue fuerte, pero la gente sabe que si me pasara algo son pocos los que podrían ser responsables. 

Si llegaras a ganar la presidencia de Guadalajara o Zapopan te tocaría trabajar con él.. 

Claro, y yo no tengo ningún problema, yo soy un político, yo le tengo un aprecio a Alfaro como ser humano, decidí no jugar con él políticamente, no cualquiera se hubiera bajado de esa Secretaría de Gobierno, pero también Enrique Sabe mi interés de ser gobernador, y la vida es curiosa, en una de esas le toca entregarme, en una de esa no, así es la vida, tienes que tener objetivos, líneas de acción, y tendríamos que trabajar coordinados, yo trabajaría como alcalde coordinado con la Federación para empezar, y con el estado, también. 

¿Podrías lograr la coordinación que no ha logrado MC para bajar recursos federales? 

Claro, eso, y yo vengo de ser el responsable de la internacionalización de las ciudades mexicanas en el mundo, mi obligación será, en el municipio en el que esté, el buscar mecanismos de entendimiento con países con los que ya trabajo, que es Japón, Alemania, Corea, China, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Canadá, Centro América, entonces sería un poco más sencillo entrar a modelo de internacionalización de esta ciudad, y empujar y traer y vender productos, hacer acuerdos, hacer cooperación; Zapopan tiene muchas características importantes y Guadalajara en sí mismo es una marca. 

Van a cuestionar que primero estuviste en MC, luego en Morena … 

En realidad estuve primero en el PRI, yo empecé mi carrera con Gabriel Covarrubias Ibarra, y luego con José Luis Leal Sanabria y luego le ayudé a Enrique Ibarra en unas cosas en México, pero yo renuncié a la militancia partidista, yo no tengo ningún partido político, fui externo de MC, seré externo de Morena, yo no soy militante de ningún partido, entonces yo puedo jugar en donde yo crea que debo jugar, y me gusta hacer equipos también, hice equipo con Marcelo Ebrad, con reconocimiento internacional, es una referencia en el mundo de la ONU. 

¿Qué tan cercano eres de Carlos Lomelí? 

Sí tenemos diálogo, tenemos comunicación, tenemos respeto, nada más con claridad dije Carlos no puede ir por Guadalajara todavía aunque lo diga, es decir, él es gente de Yeidkol, yo soy gente de Marcelo y yo apoyé a Delgado y él apoyó a Yeidkol, entonces en trabajo vemos cosas diferentes, y los de Morena luego se enojan conmigo porque les digo que son bien desorganizados, pero luego salen y declaran en contra del presidente de Morena electo, salen y se pegan entre otros, como presidente interino mete un juicio por el que se tiene que quedar, peleado con Carlos, es decir, está lleno de actores, pero en si visión en términos reales pareciera más el reparto del pastel que de una política pública de poner en orden algo, en materia de seguridad implicaría que Morena estuviera metidísimo en hacer estrategias porque es uno de los problemas que más tiene en Jalisco la gente. 

¿Cómo piensas convencer a la gente de que no está en un partido sólo para acceder el poder? 

Si vieran mis votaciones en el cabildo, todas fueron por unanimidad, porque todas las consensábamos, porque hay ideas de la oposición que yo siempre escuchaba, a mí me gusta escuchar, en mi tercer informe de gobierno están mis resultados, a mí me gusta la administración, me gusta tener gobiernos exitosos, gobiernos que sean una referencia nacional, duplicamos un presupuesto sin subir impuestos dos años, de la vivienda que eran 50 mil, la dejamos en 4 mil 929, se le puso freno de mano a la vivienda, me generó problemas, el Infonavit no se puso contento, pero mi obligación era defender a mi gente, por eso paré Santa Anita Hills, por eso no dejé que hicieran departamento en Santa Fe, por eso me metí a hacer los temas de las inundaciones en vasos reguladores, por eso tomamos decisiones en torno al medio ambiente importantes, por eso fuimos un referente global, no pienso gobernar para conseguir aplausos, me interesa gobernar para poner orden. 

¿Existe la posibilidad de que vayas sin un partido? 

No se, no lo he pensado, estoy ahí, en la corriente de Marcelo, y también es una corriente donde hay técnica, donde hay preparación y formación, pero donde hay resultados, somos uno de los países más avanzados en el tema de las vacunas. 

¿Qué tanto estarías dispuesto a impulsar nuevos perfiles? 

Va a llevar tiempo, es decir, tendría que ser yo presidente municipal para empujar todo el movimiento al interior de Morena, con los tradicionales que tienen todos el merecimiento de estar allí, pero tenemos que renovar y tenemos que invitar a nuevas generaciones, y tenemos que invitar a muchas mujeres a participar, pero no lo creo desde la perspectiva de cuota, no me gusta ese tema, sino desde la perspectiva del talento, tenemos que jalar a las mujeres talentosas que podamos, el talento es importante, no el género, ni en el hombre tampoco, entonces tienes que discutir cómo invitas a muchísimas mujeres más, tendremos que formarlas, pero ya hay muchas mujeres de talento que tienden a estar sentadas en la mesa que no están sentadas, en el grupo de Enrique no hay ninguna mujer realmente en la toma de decisiones, tienes que sentar a muchas mujeres talentosas para que te ayuden a reconstruir el tejido social, tenemos un problema muy grave de inseguridad, de descomposición social, y si no hacemos nada pronto los gobiernos van a empezar a tener muchos más problemas y la gente estará en el suelo. 

Cuando los partidos políticos se dividen se pierden las elecciones, si Morena sigue con sus problemas ¿no corren ese riesgo? 

Aún unidos corremos el riesgo de no ganar y divididos más, debemos tener la capacidad de hacer sumas, debemos tener la capacidad de multiplicar, y multiplicar es ver afuera, no es pensar el pastel nos toca a nosotros, no, es una rebanada menor de ese pastel, entonces si tienes esa capacidad de sumar tienes un gran potencial, pero también Jalisco está confrontado, y el gobernador ha ayudado a eso, por lo pronto a mí me gusta sumar y multiplicar, no me gusta dividir, yo mismo le he estirado la mano a Enrique Alfaro para sentarnos a platicar, si no quiere que seamos amigos no lo somos, no importa, pero vamos a representar cosas y tenemos que estar coordinados, de entrada él siempre tendrá respeto. 

¿Se equivoca Enrique Alfaro cuando se está peleando con Morena, con la 4T, con López Obrador? 

Por supuesto, porque vienes de un modelo federal que no es federal, es central, la Constitución es una mentirosa, dice que somos una República Federal, no somos una República Federal, tiene razón en fortalecer la Hacienda de los estados, pero la fortaleza de los estados pasa por dos cosas, la primera, por la capacidad que tengas de tener una buena administración, buen control de gasto, pero también pasa por hacer una reforma financiera, una forma de redistribución de los recursos, el Federalismo es para darle a los estados que menos tienen, si no se te cae el país, pero entonces tienes que hacer un nuevo diseño, y con el diseño que estás construyendo, a partir de ahí puedes hacer una reforma, pero no la anuncias en noviembre, a siete meses de la elección, es importante bajar los gastos, si sumas a todos los estados del país, hay un incremento del casi el 30 por ciento en la nómina del país en los estados. 

¿Abandonar el Pacto Fiscal es una opción? 

Yo creo que no, yo creo que lo que tienes que hacer es fortalecerlo, fortalecer al país y fortalecer tus relaciones, es un gobierno central, donde muchas cosas están allá, a los gobernadores a los que les ha ido mejor es a los que tiene una buena interlocución con la Federación, si tú te dedicas a dinamitar las vías de comunicación entonces llegará un día en que tengas una tragedia en el estado en donde vas a necesitar apoyo de todas partes y vas a necesitar también el apoyo del presidente, me parece que los gobernadores que hacen esta crítica, en una parte tienen razón pero en otra su movimiento tiene más que ver con una posición política, todos son oposición, en casi todos lados hay elección, Enrique cree que puede ser candidato a algo más, y entonces es un ataque sistémico al presidente de la República, estoy seguro que no va a tener buenos dividendos, empieza a no tenerlos.