ZAPOPAN, Jal., 31 de agosto de 2021.- “Me llamo Graciela de Obaldía Escalante, me dicen Chely, soy conocida más bien por Chely, tengo 42 años de edad. Soy licenciada en Ciencias de la Comunicación, tengo 2 maestrías. Inicie en el servicio público en el 2008, en el archivo municipal de Guadalajara, después ahí se interrumpió un poco y llegué al proyecto Alfarista en 2010 en Tlajomulco”.

Graciela de Obaldía es la actual presidente municipal interina en Zapopan, luego de que en febrero pasado, el entonces presidente municipal Pablo Lemus, pidió licencia al cargo para buscar la alcaldía de Guadalajara. Desde entonces, Chely, como la conocen sus amigos, ha encabezado el municipio de la ex Villa Maicera, que ahora es el más poblado, incluso por encima de Guadalajara.

El municipio no es nuevo para ella, pues desde 2015, cuando Pablo Lemus llegó a Zapopan, ella lo acompañó como regidora.

“En 2015, tengo la suerte de trabajar con Pablo Lemus, hasta la fecha. Soy regidora reelecta, junto con él y bueno en este momento soy presidenta interina con todo el honor que esto implica”.

Quadratín Jalisco platicó con la actual presidenta interina, Graciela de Obaldía, quien se convirtió en la primera mujer en encabezar la presidencia de este municipio, pero reconoció que este no fue un cargo que hubiera buscado.

“Fue propuesta del presidente municipal con licencia, él me invitó. Yo soy o era coordinadora de los regidores de Movimiento Ciudadano y pues es una invitación con licencia, el quedarme a cuidar la casa durante las campañas. Sí da mucho miedo, impone. ¿Lo pensé? Nunca lo pensé, debo decir que tampoco levanté la mano, pero pues sin duda muy agradecida con la oportunidad de haber encabezado el trabajo en estos casi 6 meses”.

¿Por qué considera que fue elegida al cargo?

Yo creo que porque soy de confianza, soy de casa. Creo que mi trabajo me respalda y me avala y me considero una facilitadora y un gran puente entre todas las áreas del ayuntamiento, así como todos mis compañeros regidores y podría decir la edad, la experiencia.

¿Cómo han sido estos meses de encabezar a un municipio que ya conocía, pero desde otro ángulo?

La verdad es un municipio que camina por sí solo. Todas las coordinaciones, todas las direcciones saben qué tienen que hacer, entonces eso fue una transición fácil. No fue tan complicado, todos me recibieron de brazos abiertos, afortunadamente tengo buena relación y eso me ayudó a transitar durante estos casi 6 meses. ¿Cómo ha sido? sin duda un gran aprendizaje porque he estado al pendiente, vigilante, como regidora, de todos los presupuestos, reglamentos y cómo se opera, pero sin duda ya encabezarlos, representa un trabajo ya totalmente diferente.

¿Cuál ha sido el mayor reto?

El reto es que todos los días pasa algo diferente, el Gobierno Municipal es de mucha inmediatez, de mucho contacto con la ciudadanía; me tocó vivir la peor temporada de incendios que ha habido. Me tocó vivir la vacunación, que fue también un tema importante de hacer equipo con el Gobierno del Estado y también me tocó vivir el estiaje, la falta de agua y ahora las inundaciones. Entonces, han sido muchos retos que ha habido mucho eco en todos los equipos, desde el Gobierno del Estado y todas las áreas del Gobierno municipal.

¿De quién se ha acompañado? ¿Sigue siendo Pablo Lemus un aliado?

Sin duda sí. Claro que sigue siendo un aliado y un vigilante constante. Sigue siendo su responsabilidad. Sigue siendo el presidente municipal con licencia del municipio de Zapopan.

¿Cómo ha sido como mujer este reto? ¿Encuentra todavía actitudes machistas?

La verdad es que honestamente, recién inicié el encargo, me preguntaban mucho al respecto, mi experiencia personal; nunca he tenido ningún freno, ninguna puerta, ni ninguna limitante por ser mujer, para seguir creciendo y seguir aprendiendo, sin embargo, reconozco que existen estas limitantes y estos techos de cristal, que hoy estamos viendo cada vez más delgados o más inexistentes. Debo de reconocer que existen otros espacios o incluso están otras de mis compañeras en esta situación. No es mi caso particular.

¿El que una mujer, aunque sea por unos meses haya alcanzado la presidencia, abre las posibilidades para que otras lleguen a este espacio?

Sin duda se abre una puerta para que una mujer pueda presidir sin lugar a dudas. Estadísticamente somos más, creo que unidas somos más fuertes. Creo que hemos aprendido unas de otras a hacer equipos y no creo que sea un tema de quedar bien. No es un tema de discurso, sin duda, creo que los espacios para las mujeres son cada vez son mayores.

«Me considero un poco más técnica y operativa, como un poco detrás dé, un poco menos visible me considero, pero no está en mis planes competir para una presidencia municipal».

Graciela de Obaldía

¿Le ha gustado esta experiencia como para buscar un puesto de elección popular o volver a encabezar el municipio?

No. Me encantó la experiencia, creo que refrenda un poco lo que me gusta. Me considero un poco más técnica y operativa, como un poco detrás dé, un poco menos visible me considero, pero no está en mis planes competir para una presidencia municipal. Estoy segura que habrá algún otro reto también en el que me toque participar.

¿Qué lección se lleva a nivel profesional?

Todos los días seguirnos preparando, aportar tu granito de arena, porque creo que la participación ciudadana, no es un tema de discurso, es una realidad. Si no nos involucramos en el Gobierno, en las decisiones, en nuestra comunidad, no vamos a crecer y no vamos a mejorar. Entonces, me llevo el compromiso de seguir aportando y seguir preparándome  para cualquier reto futuro.

¿Qué lección se lleva a nivel personal?

Sin duda el salir de tu zona de confort. Me llevo también la gran desigualdad que existe en Zapopan, que ya conocía, pero que de alguna manera hemos logrado abatir en estos 5 años. Me llevo la satisfacción de que hemos hecho bien las cosas y por lo tanto, el Gobierno municipal se queda ahora en manos de alguien que le va a dar seguimiento a todo lo que hemos hecho durante estos 6 años.

Seguridad y servicios públicos eran uno de sus pendientes para estos meses ¿ha avanzado?

Sí hemos avanzado. Creo que el tema de seguridad es un tema de varios factores y de los 3 niveles de Gobierno. Creo que Zapopan está aportando lo que tiene que hacer, hemos capacitado a muchos policías, los hemos equipado. Sabemos que no es suficiente, pero sabemos que hemos hecho un buen trabajo. En servicios públicos basta con salir a las calles y ver, obviamente existe un rezago, pero creo que no el rezago que recibimos en 2015.

«No me siento con ningún pendiente más que darle continuidad a lo que hemos hecho».

Graciela de Obaldía

¿Se va con algún pendiente?

No me siento con ningún pendiente más que darle continuidad a lo que hemos hecho. Que creo que eso reduzca aún más esta brecha de desigualdad o polarización que tiene Zapopan.

A Graciela de Obaldía le restan pocos días al frente de Zapopan, pues de acuerdo con presidente municipal con licencia y ahora electo para Guadalajara, Pablo Lemus, regresará en el mes de septiembre para cerrar la administración donde consiguió una reelección.