GUADALAJARA, Jal., 21 de mayo de 2020.- Incorporar un protocolo eficiente de sanidad en el interior de los camiones para que éstos no se conviertan en un foco de infección ante el Covid 19 y que se dé marcha atrás en el incremento de 9.50 pesos a la tarifa del transporte público, fueron las exigencias al Gobierno de Jalisco por parte de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEU), a través de su líder Javier Armenta.

“Exigimos el congelamiento de la tarifa en 7 pesos en las rutas de transporte por lo que resta del año, y revertir las autorizaciones que se dieron a poco más de 50 rutas en el periodo del Covid”.

Al considerar el incremento como un “madruguete”, informó que según una auditoría descriptiva que han hecho a varias unidades, se detecta que muchas no cumplen con lo requerido para el aumento, ya que registran anomalías como el que no cuentan con la alcancía de prepago, cuando este fue un compromiso que se tenía que cumplir al 30 de abril, así como incluso, algunas unidades circulan sin placas.

Pidió a la autoridad estatal que dentro del Plan de Reactivación Económica, no sólo incluya a las empresas, que también busque el apoyo a las familias, ya que su poder adquisitivo se encuentra golpeado por el incremento en la canasta básica y ahora con el aumento general del transporte a 9.50.

Y en muchos casos –dijo- hasta 10 pesos, por las alcancías de prepago que no brindan 50 centavos de cambio, quedándose con excedentes de hasta 21 mil pesos como en el caso del sistema del Tren Eléctrico.

Del crédito por 6 mil 200 millones de pesos que solicitó el gobierno ante el Congreso del Estado, Javier Armenta, pidió al ejecutivo que invierta parte de este dinero en infraestructura de movilidad no motorizada y en subsidios focalizados al transporte público.

¿Quieres recibir la información más relevante del día en tu celular?
Sólo dale clic al siguiente enlace
CELULAR QUADRATÍN y envía la palabra ALTA