GUADALAJARA, Jal., 1 de marzo de 2021.- José de Jesús González se formó en las fuerzas básicas de Chivas. Por eso, para el Tepa siempre resulta especial tener enfrente los colores rojiblancos.

Hoy, el delantero asegura estar enamorado de Leones Negros, pero reconoce que el partido del próximo jueves ante Tapatío, filial del Rebaño Sagrado en la Liga de Expansión, le mueve sentimientos.

“Jugué con la mayoría, con alguno en una u otra ocasión me tocó participar y para mí este partido es muy bonito. No deja de ser Chivas el Tapatío y enfrentarlos es como enfrentar una faceta mía del pasado que me da mucha nostalgia. Le tengo mucho cariño a ese club, para mí es muy bonito y estoy muy emocionado del partido que viene”, explicó este lunes.

“Te voy a decir una cosa, yo he estado ya en tres equipos, pero me enamoré de este club y de esta camiseta, de la gente. Me encanta que en Leones Negros los jugadores están hechos a mano. Eso es algo que lo vivo día a día y cuando llegue a un equipo de Primera División o si podemos llevar este equipo a Primera División, de verdad voy a estar agradecido de por vida con este club que me dio la oportunidad de crecer y sacar mi mejor versión. Por cómo me ha tratado la gente, el día a día me enamoró de este club y voy a defender esta camiseta a muerte el tiempo que esté aquí. Para mí, que sea Chivas pues sí le tengo un cariño, pero en este momento este club lo siento como mío”, añadió el Tepa González.

Valora la forma en que se trabaja con los jugadores en Leones Negros, que es diferente a lo que le tocó vivir en el Guadalajara. “Yo me formé allá y desde el principio te hacen sentir que es una presión muy grande vestir la camiseta de Chivas. Estoy muy consciente de que no es para cualquiera. La afición les exige como si ya fueran jugadores europeos, pero son mexicanos. Entonces, son formados en una idea y en esa idea tienes que jugar tú. Llegas de cualquier lugar y te hacen jugar con esa idea; los que no, simplemente los van desechando. Se vuelve un embudo y te vas”, detalló el delantero.
“Me acuerdo que cada torneo había bajas, la competencia es muy fuerte, muy, muy fuerte. Acá lo que me encantó y algo que le reconozco al Capi Dávalos es que él se avienta el tiro de formar, se avienta la responsabilidad de decir estos son mis muchachos y los voy a formar conforme a sus capacidades, no una idea de juego que él tiene, sino en base a sus capacidades ponerlos a jugar su mejor versión. Los moldea a mano y eso me encantó. Es lo que ha hecho conmigo, vio mis capacidades, talentos, habilidades y en eso me ha ido formando para yo poder aportar mi mejor versión. Me ha encantado, estoy muy agradecido con eso porque lo voy a llevar toda mi vida en el corazón”, sentenció José de Jesús González.