GUADALAJARA, Jal., 15  de septiembre de 2021.- Por segundo año consecutivo, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro dio el grito de Independencia en el balcón de Palacio de Gobierno frente a la Plaza de Armas pero sin gente,

La pandemia del Covid 19 sigue activa y ante el alto número de contagios no fue posible permitir un festejo patrio con miles de personas,

Las calles del centro de Guadalajara estuvieron solas, vallas metálicas rodearon el primer cuadrante y elementos policiacos evitaron que las personas se acercaran a donde estarían las autoridades.

“Los jaliscienses gritamos más fuerte que nunca, qué viva Altagracia Mercado, que vivan los hermanos Ignacio y Juan Aldama, viva Rita Pérez de Moreno, que viva Pedro Moreno y la capitana Manuela Medina, viva José Antonio Torres y Gertrudis Bocanegra”, fueron algunos de los nombres no tan comúnmente recordados que ahora homenajeó el mandatario jalisciense.

Donde hace apenas dos años había verbena, festejos, gritos, puestos de comida callejera, de recuerdos, de un juguete para los niños, ahora sólo el concreto mojado por la lluvia de la tarde noche, y calles vacías extrañando la alegría y la fiesta.

Otra gran diferencia fue que los balcones de palacio de gobierno no fueron ocupados por personal del sector salud que combate el Covid 19 como fue el año pasado, ahora estuvieron integrantes de su gabinete y sus invitados ataviados de las mejores galas.

Y aunque el llamado fue a no acudir al centro histórico y en realidad era muy poca la gente en las calles del primer cuadro tapatío, no faltó por ahí algún mexicano entusiasta que portó los colores de la bandera nacional gritando sus propios Viva México.