GUADALAJARA, Jal., 10 de junio de 2021.- Este miércoles en el estadio Panamericano en el segundo juego entre Bravos de León y Mariachis de Guadalajara, el primera base de los guanajuatenses, Félix Pérez tuvo una lesión de consideración, ya que luego de una serpentina lanzada, el cubano hizo un potente swing con el bat; sin embargo, no como esperaba, pues la pelota pegó en lo más delgado del madero y después se estrelló en su rostro.

De inmediato comenzó a retorcerse por el fuerte impacto, entrando el cuerpo médico de la visita y segundos más tarde, tuvo que abandonar el diamante, ante el aplauso del respetable en Zapopan. Horas más tarde, se confirmó que el deportista caribeño tendrá que ser sometido a cirugía. Así lo confirmó el propio activo de los Bravos en su cuenta de Twitter.

“Lamentablemente seré operado en unas horas. Todo aquel que ha estado pendiente de lo sucedido quería darles las gracias por el apoyo, por sus oraciones. Lastimosamente me fracturó la parte izquierda del rostro”, escribió.

El turno de Félix lució muy accidentado, ya que un envío antes, bateó de foul por el costado derecho directo a la cara de un aficionado, quien rápidamente fue asistido por el personal capacitado del inmueble y al igual que el jugador, el fan salió aplaudido por el resto de los aficionados.

En general, Bravos no salió en su noche, ya que aunado a la lesión de su elemento, el equipo fue blanqueado por Mariachis al son de 0-6.