GUADALAJARA, Jal., 6 de agosto de 2020.- Luego de que casi la mitad de los diputados del Congreso se Jalisco dieran positivo a la prueba del Covid 19, este jueves durante una mesa de trabajo se analizó la estrategia que se llevó a cabo para evitar contagios en el recinto.

Se sabe que 19 de los 38 diputados contrajeron la enfermedad; el primero de ellos Héctor Pizano de la bancada por Movimiento Ciudadano quien dio positivo a la prueba el pasado 4 de julio.

El Secretario General del Congreso local, Salvador de la Cruz Rodríguez informó que el Legislativo cumplía al pie de la letra los protocolos de salud, pero a pesar de llevarlos a cabo, el virus logró ingresar al edificio contagiando a los diputados.

“Los primeros esfuerzos por parte del Congreso del Estado fueron el día 26 de febrero debido a la dinámica que se veía ya a nivel internacional y a nivel nacional nosotros emitimos un modesto cartelones e información ante todos los funcionarios públicos (…) las medidas a realizar como es el lavado de manos, utilizar el gel antibacterial y lo que ya se venía estableciendo desde aquellos instantes” señaló.

Añadió que el 17 de marzo se tomaron las medidas generales para evitar que el parlamento fuera foco rojo en contagio, principalmente salvaguardado la salud del sector más vulnerable.

“El 17 de marzo se determina las acciones que se tomarían en general para todo el personal mayor de 60 años, todo aquel que tenga una enfermedad complicada y así como todas las compañeras que no tenían donde dejar a sus hijos que iban a la escuela, se les diera la oportunidad para que hicieran trabajo a distancia”, puntualizó.

Añadió que los diputados llegaron a un acuerdo para que las sesiones se pudieran realizar a distancia.

“Los compañeros diputados llegamos a un acuerdo para que también las sesiones se pudieran realizar a distancia y a su vez que las comisiones pudieran tener efectos legales y también se pudieran realizar sesiones a distancia”, agregó.

Aplaudió la labor del personal de intendencia ya que ellos al desinfectar diariamente los espacios más recurrentes con cloro tenían riesgo de contraer la enfermedad.