JUANACATLAN, Jal., 22 de septiembre de 2021.- Con la queja de que ni siquiera lo dejaron entrar a ver, la mañana de este miércoles el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro entregó las obras de rehabilitación de la preparatoria de la Universidad de Guadalajara (UdeG) en Juanacatlán donde también construyeron un nuevo módulo y la inversión fue de 11.3 millones de pesos, afirmó que, pese a todo, seguirá apoyando a la Casa de Estudios.

“La verdad es que me hubiera gustado hacer el recorrido, entregarla y que la vean por dentro, pero resulta que, aunque se le corrió la invitación al rector, lo que hizo el rector fue mandarlo cerrar con candados la preparatoria, con vigilancia privada y no nos dejaron pasar, pero déjenme decirles, que independientemente de esa actitud nosotros vamos a seguir apoyando a la Universidad de Guadalajara, estas son las obras que callan bocas, estas son las obras que demuestran nuestro compromiso con la universidad de todos los jaliscienses y ese compromiso pesa mucho más que los caprichos de una sola persona”.

En un video en sus redes sociales donde aparece acompañado de la presidente municipal, justo frente a la puerta de ingreso de la preparatoria de Juanacatlán, con candado y todo, el mandatario jalisciense dijo que “con una sonrisa en el rostro” aunque la UdeG no los acompañe en los eventos seguirán trabajando por la educación de Jalisco, porque la universidad no es una sola persona y hay un enorme respeto sobre todo a los alumnos.

En la última entrevista semanal, a pregunta expresa, el gobernador afirmó que ya había sostenido reuniones con el rector de la UdeG, Ricardo Villanueva, y que habían logrado limar asperezas porque prevalecía el respeto.