CIUDAD DE MÉXICO, 3 de abril de 2021.- El caso de Victoria Salazar, la mujer asesinada el pasado 27 de marzo en Quintana Roo, aviva a empatía entre México y El Salvador para trabajar hacia la justicia, consideró el gobierno salvadoreño.

“El caso de Victoria Salazar ha conmocionado a nuestros pueblos y ha avivado la solidaridad y empatía entre ambas naciones: El Salvador y México. Un apoyo consistente que nos permitirá avanzar hasta lograr la justicia que su familia merece”, expresó la Secretaría de Comunicaciones luego de la repatriación de los restos de Victoria.

Fue la mañana de este sábado que arribó a su tierra natal el cuerpo de Victoria Salazar, procedente de México, país donde fue asesinada por policías municipales de Tulum. Los restos fueron acompañados por su madre y sus hijas.

El gobierno de El Salvador resaltó que la disposición de todo el aparataje institucional logró que este caso se llevara a cabo con la celeridad requerida.

“Un trabajo articulado que hoy nos permite la repatriación de los restos mortales de nuestra connacional y brindar el apoyo correspondiente a su familia”.

Posteriormente, los restos de Victoria Salazar, junto a su familia, salieron desde el Aeropuerto Internacional rumbo al lugar donde se realizarán los actos funerarios.

Un grupo de profesionales integrado por al menos siete dependencias salvadoreñas, entre ellas de Salud, de atención a la niñez y de migración,  brindaron acompañamiento a los familiares de la víctima, para que reciban toda la atención integral que necesiten.

Además, elementos de la Policía Nacional Civil custodiaron en todo momento a las hijas de Victoria y mantuvieron la seguridad durante el proceso de repatriación de los restos mortales de su madre.