GUADALAJARA, Jal., 19 de octubre de 2020.- El próximo mes de diciembre Aristóteles Sandoval cumple dos años de que dejó el gobierno de Jalisco y en aquel momento lo festejó en grande, brindando y bailando en la tradicional cantina de La Fuente en el centro de Guadalajara.

Abogado de profesión, 46 años de edad, padre y apasionado del tema de la Innovación, ahora está a cargo de una Secretaría sobre este tema en el PRI Nacional. En una plática desenfadada con Quadratín Jalisco habló de lo que significó para él llevar el rumbo de la entidad durante 6 años y hacia dónde va su vida en estos momentos.

 En estos últimos dos años, ¿qué ha sido de Aristóteles Sandoval en lo personal? 

Cuando sales debes involucrarte a tu nueva dinámica de vida, baja mucho el estrés, la presión, pero cambian las metas, los objetivos y siempre he sido un hombre soñador de metas y objetivos, y me avoqué de lleno a restablecerme en mi despacho, en algunas actividades académicas, posteriormente me invitaron al Comité Ejecutivo Nacional y seguimos haciendo política con la encomienda de impulsar una transición digital donde podamos tener una mejor comunicación”. 

 ¿Cómo ves Jalisco, es el Jalisco que soñaste? 

 Yo estoy muy orgulloso de que se haya echado a andar la Línea 3, parte de lo que fue un sueño que no empezó en mi mandato, ni terminó en el mismo, empezó mucho antes, desde que yo era candidato, empezamos a gestionar, a investigar, los trazos, destinos, aforos, todas las ingenierías, los diseños, cuando logramos esto empezamos a generar un proyecto que pudiera competir como un proyecto que financiara el gobierno federal, y esto lo empecé a hacer ya como alcalde, para mí el tema de transporte, que la Bici Pública siga creciendo, eso para mí son logros, son avances. En el tema de seguridad el tema también no empezó ni terminó en mi mandato ni ahora, es un problema que tiene ya muchos años, enfrentando una de las organizaciones criminales más fuertes del país, y esto lo señalamos desde hace mucho tiempo, son problemas difíciles que duelen mucho a la gente, sobre todo temas de desaparecidos. 

 Si pudieras regresar el tiempo y cambiar algunas decisiones que tomaste, ¿cuál sería? 

 Como eso no existe, es más bien lo que evitaría en un futuro, yo creo que la política en materia de seguridad, lamentablemente las experiencias te dejan mucho aprendizaje y al final entiendes que no hay como invertir más en el tema de prevención, inversión y salud pública, que en el tema de fuerza policial, hoy sí creo que el tema de la legalización de las drogas es un tema muy importante que debemos de considerarlo, primero para bajar la violencia, y segundo para atender el problema de fondo de manera diferente, porque hoy resulta que seguimos poniendo la sangre, y sangre de muchos jóvenes de nuestro país, y en Estados Unidos pues ponen la fiesta, allá ya está legalizado, hay más orden, bajaron la violencia, y yo creo que sí debemos de actuar y hacer cosas diferentes para encontrar resultados diferentes, y se sigue haciendo lo mismo, y creo que ahí hubiera hecho cambios en algunas áreas también, hubiera tomado mejores decisiones en la elección de quienes estaban al frente, pero al final me voy contento”.

 ¿Cómo está en este momento Aristóteles Sandoval como ser humano? 

“Completo, pleno, la verdad, regresar con tu familia, hoy comer en tu casa, estoy una semana en México, una semana aquí, pero ya compartir con mis hijas, con mis hijos, estar en su clase, poder salir con todas las medidas, estoy pleno en mi parte espiritual, mental, profesional, física, puedo estar un poquito más en lo que me gusta”.

Ser papá ya de señoritas, ¿no eres un papá celoso? 

 Bueno, ya voy a ser abuelo, Leonela ya está aquí y en noviembre voy a ser abuelo, entonces tú crees que no voy a estar feliz, que a mi edad pueda disfrutar, tengo 46 años, disfrutar a mi nieta, a mis hijas, a mis hijos, y lo más bonito es que salgas y que la gente te reconozca lo que hiciste bien, y hasta ahorita, espero no suceda, llevo casi dos años, no he recibido una mentada de madre, al contrario”. 

 ¿Estás ejerciendo como abogado o sólo estás dedicado al PRI? 

 “No, también tengo mi despacho, tengo ya casi 20 años con él, recuperamos a muchos, porque descuidas tu labor privada cuando te metes, además yo soy al 100 por ciento, full time, es decir, todo, y tuve que recuperar mucho de la cartera que teníamos, tenemos algunos socios, abogados, pero esta pandemia nos vino como a todos a pegar, entonces empezamos a generar una páginas y ahí vamos otra vez creciendo, muy contento, con mucho trabajo”. 

 ¿Cómo te sentiste el día siguiente de que ya habías entregado el cargo? Cuando te despertaste y ya no soy gobernador, ya no es mi tema. 

 “Mira, me preparé antes, tres, cuatro meses me preparé, con método, no sólo, alguien me iba guiando, para yo tener un plan de vida al día siguiente, entonces al día siguiente me levanté un poco tarde, porque me eché unos tequilas, me aliviané y ya me relajé, tuve un viaje con mi familia, con mis papás, con mi familia, y a la semana que regresé ya tenía tres proyectos en mente, tenía que cambiarme de despacho, luego entré a estudiar en un tema de negocios en el Tec, luego me metí a una actualización en el tema de justicia penal, y ya me enrolé, al día siguiente tenía ya proyecto de vida, de agenda, me decían que tenía que tener agenda, al menos meterme al gimnasio, a un curso de yoga, pero al día siguiente, si no tienes agenda, sí generas un vacío, miren en Estados Unidos a los militares retirados los preparan un año, imaginen, tener a su mando miles de soldados, y el día siguiente no mandar ni en tu casa, está cañón, entonces sí tienes que prepararte pasa saber qué hacer, tienes que tener una dinámica de vida.

 Alguien que está en el gobierno, ¿necesitan tener a alguien a un lado, como un psicólogo? Que los ayude con toda esa presión. 

 “Yo no la tuve, pero creo que sería bueno, porque como ser humano, claro que te cambia el poder, o el dinero, o la fama, entonces, primero debes estar fuerte espiritualmente, yo me apoyé mucho en mi familia, mi madre, mi esposa, mis hijas, mis hijos, si estás fuerte espiritualmente, estás fuerte en todo”. 

 ¿Cómo te llevas con Enrique Alfaro? 

 “Bien, hay una relación cortés, de respeto, nos conocemos desde hace mucho tiempo, nuestras diferencias ideológicas y políticas fueron muy marcadas en nuestra competencia, pero con respeto. 

Te vieron en Casa Jalisco hace como dos meses, ¿no? 

 “Sí, pues así como invita a muchos ex gobernadores, como yo lo hice, yo comí con muchos ex gobernadores, me eché un café, luego me eché un whisky para platicar de qué pasaba, cómo veía, pues imagínate, son pocos los que tienen el privilegio de ganarse la confianza de la gente y estar en esa silla, entonces que cuando interactúas y cambias, pues te entiendes muy bien, porque la silla es solitaria, porque ya que te sientas allí ya no hay nadie que te diga, tú debes de tomar las decisiones de acuerdo al escenario, a las aportaciones y al conocimiento que tienes, entonces siempre una charla te ayuda, al menos el hablar con alguien que ya estuvo en la silla es muy interesante, independientemente de la expresión política y de los colores a la que perteneces o de la filosofía que tú defiendas”. 

 ¿Cuál fue la decisión más difícil de Aristóteles Sandoval como Gobernador? 

 “Todos los días tomas decisiones difíciles, porque impactan a las familias de las personas, pero sobre todo, decisiones en el tema económico, cuando sabes que vas a afectar a la gente, pero tienes que ver siempre por el bien común, que haya justicia social para todos, como lo que pasaba cuando se cometían crímenes, delitos, lo de los estudiantes, por ejemplo, desaparecidos, ¿qué hacemos?, lo publicamos y lo decimos tal cual, es muy crudo, muy fuerte, o no, pero hay que hablar con la verdad, aunque duela, con el tiempo es mejor, que se tengan los elementos para resolver un caso a tratar de ocultar la información y que luego se tergiverse, las decisiones que tomamos en seguridad son las más difíciles”. 

 ¿Es lo más duro?, ¿seguridad? 

 Sin duda, porque ahí te encomiendan también la  resguarda, la garantía de los bienes, y sobre todo, lo más importante, la vida de las personas, lo que tiene que ver con la integridad de las personas es lo más delicado, lo que más te duele, cuando sabías que había un abuso contra una niña, un niño, cuando sabías de que abusaron contra una mujer y la mujer no quería presentar la denuncia, o que se emitió una orden de protección y luego no se seguía la orden de protección, en la libertad de la gente que quería contraer matrimonio con alguien de su mismo sexo, yo siempre fui garante e impulsor de estas medidas, yo siempre he creído que puede más el amor que el odio y son difíciles en el contexto social en el que viven porque hay un grupo de personas que piensan diferente”.

Cuando planteaste el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo y la mariguana fue polémico. 

 “Sin duda, pero ya se ha desmitificado mucho, se ha comprobado que te hace más daño el consumo de alcohol y el cigarro que la mariguana, se ha comprobado que es más adictivo y se ha comprobado que hay más delitos bajo el influjo del alcohol y de los psicotrópicos que de la mariguana, y hoy en donde está legalizada baja mucho la violencia, y en vez de invertir miles de millones en pistolas y en policías, invierte miles de millones en enfermeras, en prevención, en atención, en salud, para que los chavos sepan a qué se enfrentan, hoy estoy convencido de eso, ¿quieres bajar la violencia?, legaliza, has cosas diferentes, seguimos haciendo lo mismo, y sigue creciendo la adicción, y sigue creciendo la violencia y sigue creciendo el narcotráfico, y los únicos que ganan, ya ni siquiera el productor que está jodido, porque está pobre, el que gana es el narcotraficante y otros sectores”. 

Jalisco tuvo muy buenas cosas en el sexenio, como la generación de empleos, la innovación, pero el último año fue muy duro, fueron tres cosas que afectaron la imagen del Gobierno de Aristóteles Sandoval, ¿consideras que eso pudo costarle la elección al PRI? 

“No, el problema de seguridad fue permanente, aunque al final tuvimos casos realmente sorprendentes y tristes, pero siempre di la cara, y hoy afortunadamente no me persigue ese fantasma, porque dijimos la verdad, tomamos acciones, definimos con criterios y sistematizamos innovando, cosas que eran nuestra responsabilidad, quien está al frente es el responsable de resolverlo, problemas que acontecen, pero más allá que ocultar o tratar de tapar el sol con un dedo, decir la verdad, todo lo contrario, fuimos brutalmente honestos con contenido, con pruebas, y hoy estoy tranquilo porque siempre se dijo la verdad, la gente al tiempo reconoce quien asume con responsabilidad su tarea, da la cara y dice la verdad, como haya sido”. 

Los estudiantes de cine, los tráileres, el caso de camión que quemaron y murió un bebé, eso fue muy duro ¿no? 

 “En todo hubo detenidos, en todo hubo declaraciones, el estado actuó e hizo lo que tenía que hacer, pero además dijo la verdad, y eso al tiempo, fíjate el significado que tiene, cuando quieres ocultar o cuando pasan cosas, te van a perseguir esos fantasmas toda la vida”. 

Entonces ¿Aristóteles Sandoval duerme tranquilo? 

“Sin duda, creo que como responsable hice lo que tenía que hacer en el momento, actué con todas mis fuerzas, con toda mi capacidad, y por más difícil que fuera el problema o la crisis que tuviera, siempre di la cara, con fortaleza, con claridad, con ética y con mucha honestidad, y al final con resultados, que es lo que espera la ciudadanía, si hay una injusticia, si hay un delito, al menos tener detenidos, y saber qué fue lo que sucedió, hoy afortunadamente duermo en paz, duermo tranquilo porque a lo largo de mi trayectoria he hecho más de lo que mi capacidad me da, de manera clara y de frente a la población, y salir a la calle, poder comer unos tacos, ir al mercado, estar en un restaurante y que la gente te salude, te vea con agrado, es motivo de satisfacción, que puedas estar con tu familia en cualquier lugar”. 

 ¿Qué te dicen los jaliscienses que te ven en la calle? 

 “Siempre muestras muy satisfactorias, motivantes, hasta ahorita ha sido muy bonito, claro que los reclamos de ¡oiga, ya no lo volví a ver!, híjole, a veces así sucede, ¿no?, pero afortunadamente creo que logramos hacer más amigos de con los que llegamos, y eso es una ecuación y un saldo muy favorable, que cuando salgas de un cargo salgas con más amigos de los que tenías, ya es algo que merece reconocimiento por lo menos en mi persona”. 

 En tu gobierno se impulsó mucho el tema económico en trabajo con la academia y con los empresarios, pero ahora estamos en medio de una pandemia, ¿cómo ves lo que se está haciendo con la reactivación económica? 

“Yo creo que falta agenda pública en el tema de creatividad en el gobierno de México, el modelo fue muy sencillo, basar una educación que desarrolle habilidades que pueda generar condiciones para que quien egrese pueda insertarse en el mercado laboral, que la industria invierta donde haya oportunidad de desarrollo, preparación, profesionalismo y progreso, que haya facilidad por parte del gobierno, que creamos en la creatividad, en el desarrollo científico y creativo de nuestra gente, y hoy eso es lo que hace falta, impulsar el talento y la creatividad, lo cual se da en estos temas, en estas coyunturas históricas de vida como la pandemia, aquí es donde hay que impulsar el talento, las ideas, por más que creas que en ese momento no es posible, hay que motivar un sistema para impulsar a los emprendedores a que la lleven a cabo, a que la realicen”. 

 Insistió en que ser disruptivos lleva un proceso de años y que los primeros que tuvieron una idea tuvieron que enfrentar incredulidad y críticas. 

 “Creo que falta una política pública clara, cuando veo que desaparecen los fideicomisos, a cineastas, creativos, ¿quién los va a apoyar si no es el gobierno?, hay pocos que impulsan desde la iniciativa privada, hay pocos fondos, entonces me parece que eso es otro obstáculo para el joven que va emprendiendo una idea, un proyecto, un guión, un cortometraje, ¿de dónde va a sacar dinero?, hoy veo una gran desarticulación, mayor estatismo, mayor intervención, inclusive obstáculos y diques para el creativo, para el talento, eso preocupa en este país, porque si hoy no apoyamos a los jóvenes, que sean creativos, ¿cómo vamos a competir en tres, cuatro años?, entonces ya ni siquiera vamos a ser un país maquilador, vamos a ser un país al que ni siquiera necesiten, eso sería lo más grave”. 

La Secretaría de Innovación en el PRI ¿es nueva verdad? 

“La creamos, la creó Alejandro (Moreno) creyendo mucho en el compromiso de hacer un partido digital”.

Y ¿qué hace esta Secretaría? 

“Lo primero que tuvimos fueron talleres de capacitación para entender cuál es el mundo en que vivimos y entender cómo los políticos debemos mejorar nuestra comunicación, muchos de nosotros lo que hacíamos era subir una fotografía diciendo nomas, ahora estoy aquí con mi amigo y no decía nada, nadie te likeaba, es decir, no estábamos, hoy por lo menos empezamos a proyectar agenda, ideas y contenidos breves, cómo puedes llegar a alguien en seis segundos, cómo puedes llegar a alguien con contenido en un video interesante de menos de dos minutos, y todo eso lo fuimos articulando, entonces ahora todos tenemos una agenda común, en esta pandemia el PRI es el partido que más propuestas positivas ha hecho, es un partido de construcción, de futuro, de esperanza, el PRI está eliminando la corrupción y es el que tiene los mejores hombres y mujeres, el daño que le ha hecho al PRI en su imagen, los actos de corrupción y los corruptos que han existido, hoy no hay que permitirlos, y hoy hay que castigarlos, hoy hay que ser los primeros en señalarlos”. 

 Aristóteles Sandoval en las próximas elecciones va a estar haciendo esto que mencionas, impulsando las candidaturas con este esquema ¿o va a estar en la boleta? 

“Hoy creo que debo estar más en ese esquema que es lo que me pide el partido, impulsar nuevos diseños, nuevos modelos, estar cerca de muchos de los jóvenes, ver gente nueva que quiere y aspira también cambiar a México, y eso hoy se hace también a través de los institutos políticos, tiene que modernizarse, renovar, cambiar, ahí tenemos que ser más revolucionarios que institucionales, hoy tenemos que cambiar nuestro modelo de crear, y por eso me integré, porque es algo que me apasiona, me gusta y yo sería muy feliz viendo a gente impulsando con otras ideas, con otros modelos, y con rostros sobre todo nuevos”. 

 ¿Es lo que va a lanzar el PRI?, ¿Muchos candidatos chavos con esta visión? 

 “Muchos jóvenes y mujeres, darle la oportunidad todos los que aspiren, que tengan idea, compromiso, claridad en todo lo que quieren, que tengan formación, trabajo en las calles, trabajo en las redes, con sus grupos, que tengan una lucha, una causa, una bandera”. 

 ¿Pero no va por una diputación Aristóteles Sandoval? 

 “Hoy no, hoy no es mi prioridad, hoy mi prioridad es hacer lo que me gusta hacer, trabajar en agendas pro derechos humanos, en agendas contra la discriminación, en agendas verdes, me interesa mucho, y todo lo que hice como gobernador lo sigo haciendo como ciudadano, y creo que si no logramos seguir rescatando bosques, espacios públicos que se lo habían arrebatado a la gente, hoy en la lucha ciudadana, en la lucha social, pues no estás siendo fiel a tus principios, a lo que tú crees, sueñas, piensas, y yo seguiré siendo un soñador, un romántico de la política, así que desde donde esté lo sigo haciendo, pero no por encargo, yo no vivo de la política, estoy muy feliz con lo que hago, he tenido muchos cargos, pero también he estado fuera de la política un tiempo, y he sido muy feliz”. 

 De este modo, este joven político que ahora quiere impulsar nuevos talentos y disfrutar a su nieta, admitió que a veces estar en un puesto de poder los expone al fenómeno de la burbuja, cuando sólo escuchan a las 6 personas que tienen alrededor lo cual puede ser muy negativo. 

 Dijo que el PRI ya se levantó de la derrota de las pasadas elecciones, ha estado trabajando en renovarse y reinventarse para integrar a todas las expresiones con una agenda de futuro y con un nuevo compromiso de combatir la corrupción para recuperar la confianza de los mexicanos.