GUADALAJARA, Jal; 22 de mayo de 2018.- El gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz expresó el dolor y la rabia que siente, luego del fallecimiento de Tadeo, un bebé de ocho meses de edad que fue víctima del incendio ocasionado por integrantes de la delincuencia organizada en una unidad del transporte público.

«No puedo describir el dolor que siento, la rabia de saber que existen sujetos que no respetan la vida de nadie, ni siquiera la de un pequeño», externó el titular del Ejecutivo Estatal a través de su cuenta de Twitter.

Agregó que momentos como este nos sacuden, sin embargo, entregar a Jalisco al crimen organizado tampoco es una opción porque hay muchas víctimas que reclaman justicia.

Puntualizó que acompaña en su dolor a la familia de Tadeo y que tiene todo el apoyo de su gobierno.

«Cada uno de los criminales tiene familia, amigos, vecinos que saben en qué pasos andan. Detrás de su silencio y pasividad hay historias como esta en la que gente inocente pierde la vida así sin más».