Las altas temperaturas que se esperan este 2020 en Jalisco serán perjudiciales para la actividad agrícola del estado. Así lo dieron a conocer académicos del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universidad de Guadalajara.

Se espera que este año sea uno de los más cálidos del siglo XXI , por lo que la profesora Davydova Belitskaya del Departamento de Ciencias Ambientales, dijo que se acercan tiempos difíciles, incluso de sequía.

 “Hay pocas probabilidades de lluvia en Primavera, y las temperaturas se esperan por arriba de lo normal prácticamente en todo el país, y especialmente en la región Occidente, donde las anomalías oscilan de dos a cinco grados por arriba de las temperaturas normales, llegando a temperaturas máximas de 32 a 36 grados centígrados”, informó.

Explicó que el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) tiene su propio clima, uno más cálido que las regiones naturales que lo rodean por la famosa “isla de calor” que se formó a partir de la presencia de altos edificios, cambio de uso de suelo, instalación de concreto –material que absorbe la radiación solar–, lo que genera temperaturas más altas.

“El campo se verá afectado porque cada vez las lluvias llegan más tarde. Se calcula que las primeras precipitaciones llegarán a finales de mayo y principios de junio, por lo que los campesinos deben de tomar sus medidas”, abundó Davydova Belitskaya.

A partir del 21 de marzo, con la llegada de la Primavera, será más notorio el incremento de la temperatura y se prolongará durante abril y mayo, por lo que la investigadora recomendó a la población cubrirse la cabeza, utilizar protector solar y mantenerse hidratado.

 Con la temporada de sequía llega, además, la temporada de incendios, de los cuales se calcula que 95 por ciento son provocados intencional o accidentalmente.