La bancada del PRD en el Congreso del estado de Jalisco presentó una iniciativa para que todos los negocios donde vendan bebidas embriagantes cuenten con un alcoholímetro que inhiba que personas en estado de ebriedad tomen el volante, detalló el legislador Gerardo Quirino Velázquez.

«Que todos los establecimientos de bebidas alcohólicas para el consumo en el lugar, que piden horas extras como son bares, cantinas, discotecs, antros, que es donde más se consume el alcohol, puedan tener en el lugar un aparato de alcoholímetro, un aparato obligatorio de alcoholímetro, al tener estos aparatos lo que encontramos es que desde ahí se pueda persuadir a las personas que se encuentran en estado de ebriedad para que no maneje, que estos establecimientos puedan brindarles a los ciudadanos alternativas para que se puedan trasladar de manera segura.»

El legislador admitió que el personal de estos establecimientos no son autoridades para evitar que los clientes salgan de los negocios con copas de más, tampoco para obligarlos a realizar esta prueba, pero sí pueden lograr que reconsideren tomar el volante en estado inconveniente.

Este iniciativa, abundó, va de la mano con un exhorto a todos los negocios del rubro a unirse a este esfuerzo, con el objetivo de evitar accidentes automovilísticos que terminen en tragedia.