CIUDAD DE MÉXICO, 8 de enero de 2020. — La postura de México en relación a los conflictos armados entre Estados Unidos e Irán, es de neutralidad, pero exhortando a que no haya guerra.

Al menos así lo expresó este miércoles el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a pregunta expresa de los ataques que emprendieron los iraníes como “medidas proporcionadas en defensa propia”, luego de la muerte del alto general Qasem Soleimani el pasado 3 de enero, en manos de los estadounidenses.

“Que se solución los conflictos con el diálogo y de manera pacífica, que se busque el entendimiento. Nosotros nos debemos preocupar porque haya diálogo, que no se recurra al uso de la fuerza, no a la guerra, y esa es la postura de nuestro país”, afirmó el Jefe del Ejecutivo, desde la conferencia matutina en el Salón Tesorería de Palacio Nacional.

“Nosotros estamos por la búsqueda de soluciones pacíficas y en una postura de neutralidad, de no intervención del respeto a la decisión que toman las naciones y al mismo tiempo exhortando a que no haya guerra, no haya confrontación, no a la guerra, sí a la paz”, agregó.

El Primer Mandatario mexicano se pronunció por la paz y la seguridad internacionales, presentando una fracción del Artículo 89 de la Constitución.

“Nosotros vamos a apegarnos a esta política, vamos siempre a buscar la paz y vamos a actuar de manera responsable en este conflicto o esta tensión que se ha generado por los enfrentamientos de Estados Unidos e Irán”, dijo.

Reiteró que la postura será la misma, en caso de participar en el cuerpo de la seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), porque se debe guiar por los mismos principios Juan Ramón de la Fuente, representante de México.

Información de: Quadratín México