CIUDAD DE MÉXICO, 17 de mayo de 2020. — El Partido Acción Nacional (PAN) demanda al Gobierno Federal que se proteja la  inversión privada en energías limpias.

En un comunicado emitido este domingo, el instituto político se pronunció porque haya derecho a la salud y al trabajo digno de los mexicanos, y que se respeten los tratados comerciales con Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea, “ya que estos tienen jerarquía constitucional, así como se cumpla con el Acuerdo de París para la generación de energías limpias, afirmó su dirigente nacional”.

El líder nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, asegura que generar electricidad principalmente con la quema de combustóleo en las termoeléctricas en vez de impulsar la generación de energías limpias y renovables, es inaceptable porque daña nuestra salud y va en contra de la estrategia mundial a favor del cuidado del medio ambiente, agregó.

Al referirse a la política regresiva de la Comisión Federal de Electricidad, a través del Acuerdo emitido por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), que impide la puesta en marcha de nuevas plantas de energía renovable y limita la operación de las centrales eólicas y fotovoltaicas que ya están en funcionamiento, señaló con preocupación, que se está sentenciando a los mexicanos a seguir pagando energía muy costosa y a respirar aire contaminado debido a su generación, así como ahuyentando la tan necesaria creación de empleos e inversiones millonarias en este sector.

“Es un contrasentido aberrante, cuando todos los países del mundo están luchando para cuidar el medio ambiente, en México se esté apostando a la quema de combustóleo para producir electricidad.

Es un atentado contra las nuevas inversiones por más de 6 mil millones de dólares en energías renovables y limpias, y contra el derecho de los mexicanos a un trabajo digno y a respirar aire limpio. Simple y sencillamente esta acción es inaceptable”, consideró.

“La única salvación para el sector eléctrico es que se vaya Manuel Bartlett” agregó.

Aseveró que Acción Nacional “seguirá poniendo el ejemplo donde gobernamos, siendo impulsor en la generación de energías limpias y protegiendo el interés supremo de las familias mexicanas, por lo que apoyaremos todas las acciones jurídicas que se presenten al respecto”.

Los panistas hacen responsable al Gobierno Federal, en especial a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, al director de la CFE y a los órganos reguladores, de violar la ley y trastocar el Estado de Derecho, de llevar a la quiebra a la empresa productiva del Estado y a las empresas privadas, del aumento en tarifas eléctricas, del deterioro irreversible del medio ambiente, del golpe a la confianza de empresas nacionales y extranjeras que habían invertido en el país.

Con información de Quadratín México