GUADALAJARA, Jal., 6 de octubre de 2019.-En este inédito proceso que se ha presentado en la designación del titular para la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el partido oficial ha acelerado su operación tras recibir públicamente la intrucción del Presidente Lòpez Obrador en la mañanera para que sea la hija de la activista Rosario Ibarra quien presida la CNDH, Rosario Piedra. Lo anterior ha hecho que Ricardo Monreal cambie la estrategia para conseguir los votos que requiere ya que la garantia del voto de sus senadores no le alcanza.

Los brazos de Monreal estan presionando a Manuel Velasco para que el Partido Verde le garantice sus votos, también se encuentran haciendo el trueque para que por lo menos cuatro senadores que serían del PRI o MC sedan su votación debido a que el PAN no se moverá de su oposición para que la hija de la activista llegue.

Por otro lado quien esta jugando en una nueva vía es al Senador Álvarez Icaza, a quién se le ha visto coqueteando con la bancada Morenista para dejar de ser independiente, tener mayor fuerza y perfilarse en espacios fuera del Senado apoyado por esta administración, es por eso que no se descarta contar con su voto de último momento. Por lo pronto lo hemos visto trabajando en la desacreditación a los contendientes de esta terna a fin de vender su amor más caro.

Veamos si este jueves tiene desenlace de este agobiante proceso o si deciden llevar a una nueva terna donde puedan colocarse nuevos incondicionales que puede ser en este mes, en diciembre o de plano hasta el otro año al fin que hemos visto los Derechos Humanos en el país, pueden esperar.