Renuncia de gobernadores, el chantaje y la agresión  al sur

En pleno inicio del proceso electoral 2021 y cuando la pandemia aún asoma su cara, los gobernadores rebelditos decidieron renunciar a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). No lo hicieron al pacto federal porque no pueden, es constitucional, pero se ensañaron  con un organismo que ha tratado de unificar con altas y bajas a los miembros de la federación, en una batalla que podría ser valiosa si el país resultara unificado en su propio desarrollo. El sur sigue siendo el patito feo. Ahora se lanza el escándalo de que ese organismo se tambalea, ridículo cuando todavía tiene la mayoría de sus miembros,  22. En el caso de los renunciantes,  las poblaciones valen nada cuando se quiere hacer chantaje. Ninguna ha sido consultada por los 10 gobernadores que decidieron irse de la Conago, para según ellos darle un sustito al gobierno actual. Como chamacos remolones, los gobernadores que comandan el PAN y Enrique Alfaro de Jalisco, se van del organismo, con uno más de los chantajes que vienen haciendo, sin consultar a sus bases, sin importarles los muchos problemas que tienen, pese a que presumen limpieza en la actual pandemia. Pero lo datos los traicionan. Las comparaciones que ellos hacen son  similares a esas que hacen con notoria inquina los que comparan los resultados del Covid-19 entre países ricos, de poblaciones diferentes, mucho más reducidas, que los que tiene México. Sin  considerar, además las circunstancias  económicas en la que está el país. Es comparar los ingresos de un académico de asignatura o un empleado medio, con lo que gana Carlos Slim. Absurdo.

DATOS A VUELO DE PÁJARO, QUE DERRUMBA SU JACTANCIA. EL PAN SE MUEVE

Mientras son peras o manzanas, el PAN saca fuerza de flaquezas e invita a los Calderón a volver al redil. Quizá está creyendo los miles que mencionan los depuestos o quiere mostrar una tardía solidaridad que no se expresó en estos últimos años. Vana intención de Marko Cortés. Calderón  quiere ser  el amo y tener a su disposición  un presupuesto propio. Agarrado de la intriga que se cocinó en  Jalisco, ese partido apoya la información publicada tras la separación de lo gobernantes, sobre las bondades de sus estados, ocultando la verdadera realidad. Ejemplo de la disparidad de situaciones: la entidad de la CDMX que tiene una superficie de  mil 485 kilómetros cuadrados lo que  implica el aglutinamiento de sus casi nueve millones de habitantes, no se puede comparar con Jalisco, por ejemplo, con 78 mil 588 kilómetros cuadrados y que tiene según datos de 2018  ocho millones y 250 mil de habitantes, en aproximado, lo que equivale a un ambiente y movilización amplios en un estado rico pero que pese a ello,  tiene 17 mi 553 contagios y 2 mil 624 decesos;  arrastra uno de los organismos delincuenciales más notorios del país y un aumento  escandaloso de feminicidios en los últimos tiempos. Entre los datos del PAN que suenan a presunción, está Guanajuato, el estado más violento de la República y Chihuahua, el más grande del país, con  una permanente agresión a mujeres a través de feminicidios, motivo incluso de filmes, además de que ambos estados mencionados tienen números importantes de contagios y decesos que no pueden ser motivo de presunción. En los renunciantes del PRI, veremos el caso del estado mas pequeño del país Colima, con 760 mil habitantes, pero que carga ya con 2 mil 777 contagios y  460 decesos, pese a esa pequeñez. No sabemos si es para presumir. Y así por el estilo. Se comportan como escuincles que presumen que sus papás son más fuertes que los de sus contrincantes. Con su actitud  tratan de humillar a un  sur que fue abandonado por los anteriores gobiernos,  pobre a lo largo de décadas, mientras el norte con  algunos cercanos pegados al país que mas afecta a México, les permitía un desenvolvimiento económico y social diferente al resto del país.

PETICIONES ABSURDAS DE RENUNCIA. LES GUSTA LA PALABRA

Para renunciar a algo, hay que justificarlo, al menos al interior. Pero la exigencia de renuncia pública de otros, tiene que estar argumentado con dato serios. Un grupo de mujeres que invadió un edificio público donde se está trabajando en los derechos humanos y que exige la inmediata solución de sus demandas, puede tener  argumentos válidos pero esa no es la solución.  En la situación  están colectivos que  invadieron  la Comisión Nacional de Derechos Humanos exigiendo ips facto la solución de sus demandas o que renuncie Rosario Piedra Ibarra. Muy parecido al caso de los gobernadores, pero al revés. La presión aquella era al renunciar y en este caso para que renuncie alguien. Los casos de desaparecidos son tantos y tan complejos  que ni siquiera la lucha permanente de Eureka durante décadas pudo lograr, con  excepciones, la aparición de todos. La posición de los colectivos feministas es injusta para la actividad que están ejerciendo en esa comisión y deben desaojar el edificio. Están presionando para ser desalojadas y decir después que fueron reprimidas. La renuncia ( Penguin clásicos 2015), es una de las novelas de Edith Wharton cuya obra más reconocida es La edad de la Inocencia que llevó al cine Martin Scorsese. Buena parte de la obra de Wharton, más de 30, recuerda a Henry James, el escritor que solía penetrar en el círculo complejo de la alta burguesía, para exhibir lo mismo que pasa en los conflictos amorosos y económicos, de otras clases. Wharton lo demuestra en esa obra filmada por Scorsese, pero lo acentúa en La renuncia sobre una mujer, Kate, que ha renunciado a la vida de alta sociedad en la que vivía, para huir con  un amante y dejar a su  esposo y a su hija. Pero años después su propia hija la busca y reinicia con ella una relación que se trunca ante lo inesperado, el surgimiento de un hombre del pasado. Las renuncias que estamos viendo y las que se solicitan ahora, no son tan románticas ni tan dolorosas. Son en todo caso, la presión de un  chantaje.   

[email protected]