SILENCIO SEÑORES…

Al meritito estilo de Aguascalientes y su feria de San Marcos, las navajas están puestas y los gallos a punto de soltarse. Por un lado, el anaranjado con sus siglas MC y por el otro, el colorado con el nombre de Morena, ambos dispuestos a pelear a muerte a partir del próximo 4 de abril.

La campaña electoral arranca de manera oficial el próximo domingo en todo Jalisco, donde sin duda sólo resaltan dos colores: el naranja y el guinda; mientras que el azul, morado y tricolor, entre otros, solo estarán de espectadores buscando salir lo menos raspado de esta contienda.

No es algo de proselitismo, es debido a la apatía que ha demostrado la oposición a nivel federal y sobre todo estatal, donde han brillado por su ausencia en temas tan importantes y que afectan a la sociedad como son: inseguridad, agua, salud, entre otros muchos más, y eso se le suma la poca presencia que han tenido antes de las elecciones y se aparecen hasta que la mesa está servida queriendo despacharse con el plato más grande.

Queda claro que la decisión de los ciudadanos, que por cierto no les es de mucho agrado la campaña electoral, será tomada por los encargados de gobernar. Por un lado, a nivel estatal Movimiento Ciudadano y a nivel federal Morena. Para Jalisco si bien existen 13 partidos políticos, pareciera que los 11 restantes solo buscarán los premios de consolación.

Sin duda que los municipios de la Zona Metropolitana son los que mueven las quinielas, uno de ellos Guadalajara, donde dos grandes conocidos buscarán, uno conservar a su partido en el poder y el otro entrar con su partido a Jalisco, por la puerta grande.

La contienda de Pablo Lemus y Carlos Lomelí será una función imperdible y que sacará chispas, pues ambos se conocen a la perfección y saben de qué pie cojea su adversario. Claro que habrá campaña sucia, pero lo que posicionará a uno es sin duda sus propuestas.

Veremos qué tanto les afecta a los candidatos su pasado o lo que cargan.

Por un lado, los señalamientos de Lomelí y por el otro -creemos el más letal-, los cambios bruscos en MC para que llegara Lemus como candidato a la capital del Estado.

En Zapopan destacó con el cargo, en Guadalajara no tiene mucho peso y serán los propios funcionarios públicos de la actual administración quienes cobren la factura, pues la realidad es que, de llegar Pablo al cargo, los funcionarios de la exvilla Maicera podrían seguirlo y eso dejaría a muchos sin chamba.

Por otro lado, Zapopan, donde la disputa será entre los mismos partidos y si acaso el del arbolito (Pedro Kumamoto) levantaría la mano para hacer una riña entre tres.

Queda claro que la falta de compromiso de la oposición en los temas señalados con anterioridad posiciona a Movimiento Ciudadano y Morena en la cúspide para disputar la elección que arranca el próximo domingo 4 de abril en punto de las 00:00 horas.