GUADALAJARA, Jal; 16 de abril de 2018.- “De noche todos los gatos son pardos”, esto lo dejaron muy en claro elementos de la Secretaría de Marina, quienes confundieron un convoy de la Fuerza Única con criminales.

Desde dos helicópteros comenzaron a dispararles, por fortuna y tras varias horas de disparos los elementos federales descubrieron que se trataba de personal del Estado de Jalisco y dieron cese al fuero, no se reportaron lesionados.

El Personal de la Fuerza Única realizaba su recorrido en los límites de Jilotlán con Tepalcatepec, Michoacán; cuando fueron atacados por dos helicópteros poco después de la primera hora de este día.

Los tripulantes de las cinco unidades que conformaban el convoy estatal descendieron de inmediato al escuchar las detonaciones y buscaron refugio.

Fueron más de tres horas que los elementos de la Marina continuaron disparando hasta que les fue informado que se trataba de un convoy de personal del Estado de Jalisco.

Así, dieron oportunidad al personal estatal de salir de sus refugios y continuar con su recorrido en los límites con Michoacán.