ZAPOPAN, Jal., 13 de octubre de 2018.- El Centro de Zapopan se pintó de colores con la presencia de alrededor de 35 mil danzantes que en su día, acudieron al atrio de la Basílica, Plaza de las Américas y calles aledañas para ofrecer sus bailes a la Virgen de ese municipio que ayer llegó a su casa acompañada de alrededor de dos millones de fieles.

El 13 de octubre se celebra el Día del Danzante, anualmente los festejos se realizan en el exterior de la Basílica de Zapopan, desde un día antes comienzan a llegar a la cabecera municipal desde diferentes partes del país y del estado.

Alessa Icaiza, llegó desde el municipio de Tequila, Jalisco desde hace cinco años participa en la Romería, su fe en la Virgen de Zapopan en su motivación para estar presente.

“Mi fe católica, más que nada venir a adorar a mi madre santísima de Zapopan. Le debo el favor de haber nacido y el favor de estar aquí con ella agradeciéndole todo los años”.

El penacho con la cara de un tigre blanco que usaba pesa 10 kilos, pero indicó, que su fe es mayor que su cansancio.

Óscar Neri, decidió utilizar una vestimenta en honor a la muerte, siendo también uno de los atuendos más llamativos entre los danzantes. Señala que él prepara su traje.

“Varía el precio, por muy sencillo tres mil pesos”.

Relató que acercándose la fecha ensaya al igual que sus compañeros diariamente para tener condición física. Hace 10 años que participan en el Día del Danzante.

Este sábado no importó el intenso sol que había, todos a la vez danzaban al ritmo de los tambores, en la celebración participaban niños y adultos motivados por el fervor que le tienen a la Virgen de Zapopan.

Los danzantes permanecen durante todo el día en los sitios señalados. El Ayuntamiento municipal estimó una participación de 35 mil de ellos.

A las 10:00 horas se realizó una misa por el Día del Danzante, en donde al final se le dio a la bendición a todos ellos con la imagen de la virgen en mención.