GUADALAJARA, Jal., 12 de marzo de 2018.- Pide alcaldesa de Tlaquepaque, María Elena Limón evitar tintes políticos y electorales en el tema de seguridad, luego de que corporaciones estatales intervinieron la Comisaría, ya que presuntamente los policías están vinculados con el crimen organizado.

En la reunión de seguridad encabezada por el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, la munícipe pidió que se informe de las evaluaciones realizadas a sus elementos y que se argumente a la brevedad cuáles fueron los motivos para desarmar a los gendarmes.

Limón se deslindó de la vigilancia y señaló que la responsabilidad de la seguridad municipal estará cargo del gobierno estatal, quien deberá rendir cuentas a los habitantes de Tlaquepaque.

“Hemos platicado en el tipo de fuerza que se utilizó en la intervención de la policía de Tlaquepaque por parte del gobierno del estado, y llegamos a un acuerdo en tres puntos importantes como la investigación de los presuntos policías infiltrados”.