GUADALAJARA, Jal., 13 de marzo de 2018.- La Expo Guadalajara reforzó las medidas para brindar atención médica a sus visitantes, en caso de sufrir un paro cardíaco.

En lugares estratégicos se instalaron 6 desfibriladores, 100 empleados fueron capacitados en reanimación y se integraron a su plantilla  28 paramédicos.

Por este proceso que duró un año, la Expo Guadalajara recibió la certificación como Recinto Cardioprotegido por parte de la asociación de Cardiólogos y la secretaría de Salud.

“Independientemente de cualquier evento,  nosotros tenemos siempre apoyo de una ambulancia y siempre hemos estado preparados para atender este tipo de circunstancias”.

Sin embargo, explicó que es muy importante la diferencia de contar con ambulancias externas y todo un procedimiento interno en Expo Guadalajara.

Y es que, agregó, se cuenta con 100 colaboradores capacitados para poder hacer frente a cualquier contingencia “, destacó el presidente de dicho recinto, Alejandro Moreno.

Dicho recinto, recibió el año pasado 2.8 millones de visitantes. Con esta nueva logística, podrá marcar una diferencia entre la vida y la muerte en estos casos.

Las enfermedades isquémicas del corazón son la segunda causa de muerte en Jalisco. De acuerdo con los datos más actualizados, en 2015 se registraron cinco mil 200 muertes por esta causa, el 12 por ciento del total.

En el estado existen 10 espacios con la certificación de Recinto Cardioprotegido y hay otros 10 en proceso de obtenerla.