GUADALAJARA, Jal., 5 de marzo de 2020.- El querer defender sus pertenencias le costaron la vida a un comerciante de Tonalá. Después de haber sido asaltado intentó darles alcance a los ladrones, pero uno sacó una pistola y le disparó dejándolo sin vida junto a una finca donde se realizaba un sepelio.

Poco antes del mediodía de este jueves un hombre que atendía su negocio en la colonia El Rosario de Tonalá, fue sorprendido por los amantes de lo ajeno quienes lo despojaron de sus pertenencias y salieron corriendo.

Tras lo sucedido el propietario del negocio salió corriendo detrás de ellos pidiendo ayuda a la gente pero al llegar al cruce de las calles Javier Mina y Francisco I Madero, donde se realizaba un velorio, uno de los ladrones sacó su pistola y le disparó en repetidas ocasiones hasta dejarlo tendido en el suelo. 

De inmediato, los que estaban velando a su difunto buscaron resguardarse y tras ver al hombre malherido tendido en el suelo solicitaron ayuda a la policía municipal.

Los paramédicos llegaron minutos después y al revisar al infortunado comerciante confirmaron que ya no presentaba signos vitales, por lo que los elementos policiacos resguardaron la escena del crimen en espera de personal especializado.

El fallecido presentaba un balazo en el rostro con salida por la parte trasera de la cabeza, por lo que su muerte fue instantánea. Su cuerpo fue llevado a la morgue metropolitana para que sea reclamado de manera oficial.