GUADALAJARA, JAL., 22 de julio de 2019. — La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) consiguió que un juez librara una orden de reaprehensión contra un sujeto sentenciado por el delito de trata de persona, pero que quedó en libertad tras la resolución de la Octava Sala Penal.

Con este nuevo mandato judicial se busca que el sentenciado cumpla con las disposiciones legales relativas al debido cumplimiento de la sentencia, lo que implica además el resguardo de la seguridad de la víctima directa e indirecta, acorde con su derecho a una vida libre de violencia, al debido proceso y a la reparación del daño.

En un inicio el imputado fue sentenciado a 23 años, dos meses de prisión, y la reparación de daño por este delito; no obstante, la penalidad fue revocada por la Octava Sala Penal, lo que significó su libertad.

Dicha resolución fue rechazada a través de un amparo promovido por la representante de la víctima y de esta manera se condenó al sentenciado a 15 años de prisión y mil días de multa.

La carpeta de investigación iniciada por este caso señala que de 2011 a 2014 el imputado se benefició de la explotación sexual de una víctima que en aquel momento era menor de edad, a quien obligaba a prestar servicios en un inmueble de la alcaldía Cuauhtémoc.

Con estas acciones la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México refrenda su compromiso de salvaguardar la integridad de las víctimas de explotación sexual, así como lograr que se haga justicia en todos los casos.