GUADALAJARA, Jal., 8 de abril de 2021.- “En mi vida, en mi puta vida la he tocado”, respondió tajantemente Enrique Guzmán a las acusaciones que hizo su nieta Frida Sofía de que cuando era niña su abuelo la manoseó.

Llorando y sin entender por qué su nieta lo acusó de haber abusado de ella, es como el papá de Alejandra Guzmán se presentó en el programa de Ventaneando, para aclarar todo lo que está ocurriendo en torno a su familia.

“Nunca le he tocado un pelo a esa niña. No tengo modo de decirlo de otra manera. No he podido más que verle su carita y verla crecer y es lo único que conozco de ella. No la he tocado nunca en mi vida, de ninguna manera. Ni de la cintura, ni de la mano, ni de darle un beso en un cachete. Hace mucho que no la veo. Hace mucho que no sé quién es. Nunca la he buscado con mis manos, la veo con mis ojos nada más”, explicó.

“Juro por mis hijos, por lo que me faltan (no vaya a tener más yo), no soy capaz, no tengo manos para poder tocar a una niña y menos lascivamente y con esa intención. No soy yo”, añadió.

Reveló que ya habló con Alejandra, quien está molesta por las acusaciones y llegaron a la conclusión de que lo que pudo desatar todo este conflicto es que le retiró el apoyo económico a Frida.

“Lo único que pudo haber sido que detonó esto es que Alejandra le retiró los gastos que tenía en un banco. El departamento en el que vive Frida Sofía (en Miami), es un departamento que le regaló Alejandra, en él vive. Alejandra se compró otro abajo y no vive en él por evitar cercanía, pero sí sé, pero no sé desde cuándo, porque no lo consulté con ella, hace poco le retiró los gastos económicos. Si eso es la razón por la que está moviendo el tapete a Frida Sofía, entonces está viendo qué periodista se ensarta para que le den una lana para decir lo que ella quiera o lo que el periodista quiera y de ahí sacar dinero para vivir. Es la única explicación que tengo en mi mente”, expuso.

Señala que desconoce si su nieta sigue bajo tratamiento médico y fue algo que no le cuestionó a Alejandra, pero dejó claro que ahora con esto, pues no hay manera de que pueda tener acercamiento con su nieta, porque vaya a pensar mal.

“Ahora cómo. No vaya a pensar que le voy a meter mano. O se puede pensar que yo me acerqué a ella con una intención que no es la buena. Con malas intenciones. Si me habla por teléfono que sea de lejos, porque no vaya a pensar que yo estoy queriendo hacer algo mal pensando con ella, no lo puedo entender. Cómo le contesto. Cómo me hago más íntimo, que es lo que yo pensaba en algún momento suplir el boquete que le hizo su mamá, con mi presencia”, narró en el programa de Paty Chapoy.

Estas declaraciones surgen después de que este miércoles, Frida revelara al periodista Gustavo Adolfo Infante, que su abuelo la había tocado cuando tenía 5 años y que le decían que era porque era una muestra de cariño. La joven confesó que decidió guardar silencio porque sentía culpa.