GUADALAJARA, Jal., 14 de septiembre de 2021.- La primera sorpresa de la Champions League es regalada por el equipo de del Young Boys de Suiza, escuadra que doblega 2-1 en tiempo de compensación al Manchester United, escuadra que juega gran parte del encuentro con desventaja numérica, por expulsión de Wann-Bisakka y ahí, sentencia su destino en el cotejo.

El marcador no tarda en moverse pues a los ‘13, Bruno Fernándes mete un pase de tres dedos al lado derecho, Cristiano parte de buena posición y remata de pierna derecha para vencer al arquero David von Ballmos para poner el 0-1. En el ‘24 el cuadro suizo tiene una importante, en una acción en la que Christian Fassnacht se abre el espacio y saca el zurdazo que obliga a David De Gea a lanzarse y desviar.

En el contragolpe, Cristiano Ronaldo recibe por el costado izquierdo, entra al área y dispara para que el arquero von Ballmos rechace a tiro de esquina. Los helvéticos insisten sobre el 31’ en una pelota que Paul Pogba le entrega de cabeza a Michel Aesbicher y para su fortuna el error no tiene consecuencia, ya que el zurdazo del mediocampista se va desviado de la portería.

Cuatro minutos más tarde, Wann-Bissaka pierde la cabeza al planchar de manera irresponsable sobre el futbolista luxemburgués Christopher Martins Pereira, y de inmediato el nazareno marca la falta y expulsa al defensor por derecha de los Diablos Rojos.

Los suizos quieren aprovechar cuánto antes el hombre de más en el terreno de juego y en los ‘43 Elia Meschak le cede a Vincent Sierro, que desde fuera del área impacta, pero el tiro es débil y De Gea recuesta para congelar el posible problema. En el complemento, El Comandante le gana la posesión de la pelota a Mohamed Cámara, que ni se entera de la presión y cuando CR7 está en el área, siente un contacto en la espalda y cae pidiendo penal, lo que el árbitro no le concede y deja al portugués haciendo berrinche en el césped.

El Young Boys va a reaccionar sobre el ‘65 en un pase por derecha para Elia Meschak que entra completamente solo y manda el centro que el camerunés Moumi Ngamaleu anticipa con un punterazo a la defensa y toma a contrapié a David De Gea para colocar el 1-1.

Después del empate, el estratega de los Red Devils Ole Gunna Solksjaer decide hacer movimientos, sacando a Cristiano Ronaldo y Bruno Fernándes, sus dos hombres más importantes en el juego para ingresar a Jesse Lingard y Nemanja Matic, respectivamente. De lo perdido lo encontrado para los ingleses, pues no quieren que se les escape el punto que tienen hasta ahora, con 10 jugadores.

En la recta final del encuentro, Sandro Lauper manda un servicio al área que Fassnacht le baja con el pecho a Ngamaleu y este saca el zurdazo abierto de la cabaña de De Gea. Los locales siguen presionando en busca de la ventaja y es mediante el tiro de larga distancia de Lauper que De Gea se lanza para raspar la de gajos y mandarla encima del travesaño y salvar a su escuadra, cuando el reloj indica los ‘87 de tiempo corrido.

El central da cinco minutos de agregado y es en ese lapso que la defensa del ManU va a cometer un garrafal error, al tocar la pelota en propio campo, el balón le llega a Jesse Lingard que quiere retrasar a su arquero, hace un toque defectuoso y el norteamericano Jordan Siebatcheu se anticipa a la salida de De Gea para patear al poste derecho y darle la victoria al equipo de la Liga Suiza, comandando el Grupo F con tres y unidades.

El próximo encuentro del Young es ante Atalanta, el 29 de septiembre, mientras que su adversario enfrentará, el mismo día, al Villarreal, en el Teatro de los Sueños.