GUADALAJARA, Jal., 12 de enero de 2021.- La vida sin Raúl Jiménez se le ha complicado seriamente al Wolverhampton. El equipo del mexicano, que estuvo apoyando desde un palco, sufrió este martes una nueva derrota en la Premier League de Inglaterra. Esta vez el descalabro fue como local frente al Everton, por 2-1.

Apenas se habían disputado cinco minutos cuando el cuadro visitante organizó un ataque letal. El colombiano James Rodríguez metió un preciso cambio de juego hacia la derecha. El francés Lucas Digne conectó de primera intención hacia el corazón del área, donde apareció el nigeriano Alex Iwobi, quien remató como venía y puso la pelota pegada al poste. El Everton se puso en ventaja muy rápido en el Molineux Stadium.

Tras sacudirse del golpe anímico, Wolverhampton intentó reaccionar. El tiro de esquina, desde el costado derecho, fue peinado por la defensa. Por izquierda apareció el francés Rayan Aït-Nouri quien aceleró y llegó a línea de fondo. Metió un servicio con potencia y dentro del área el portugués Rúben Neves acomodó bien el pie derecho, para chocar el balón, darle adecuada dirección y mandarlo a las redes. El 1-1 llegó al minuto 13.

El inicio del partido continuó con emociones en ambos arcos. Los dos equipos tuvieron oportunidad de tomar ventaja. Primero Fábio Silva metió un remate que Jordan Pickford atajó de forma espectacular, a una mano, al ‘16. Y tres minutos después, fue Everton el que pudo marcar cuando James Rodríguez filtró una gran pelota para Alex Iwobi quien remató cruzado, con pierna derecha, pero salvó el arquero Rui Patricio.

En la segunda parte, los equipos se anularon y las acciones de peligro fueron escasas. El juego se trabó mayormente en medio campo. Wolverhampton era el que más insistía, en busca de romper la racha de cuatro partidos consecutivos sin ganar en la Premier League (dos empates y dos derrotas).

Desde la lesión del mexicano Raúl Jiménez no le va bien a los dirigidos por Nuno Espírito Santo: sólo un triunfo, dos empates y cuatro derrotas en partidos de Liga. Este martes querían ponerle fin a ese mal paso.

Pero al minuto 76, Everton cobró un tiro de esquina por la derecha. La defensa prolongó la redonda hasta la izquierda, donde André Gómez controló y metió un gran centro. Michael Keane se levantó de forma espectacular, con la marca encima ganó por arriba y metió un estupendo cabezazo, bien colocado, imposible para el arquero Rui Patricio. Las redes se movieron con el 2-1 del cuadro visitante al minuto 76.

La escuadra local buscó con desesperación la igualada. El portugués Rúben Neves pateó un tiro libre con gran efecto. La pelota libró la barrera y bajo con peligrosidad sobre el arco, pero pegó en el travesaño antes de abandonar el campo. El grito de gol se ahogó en la garganta de Wolves al minuto 84. La insistencia no encontró recompensa y el marcador se mantuvo hasta el silbatazo final.

Wolverhampton no levanta. Desde la lesión de Raúl Jiménez, quien estuvo apoyando desde un palco, ya acumula cinco derrotas, dos empates y sólo una victoria en partidos de Premier League. Tras el nuevo descalabro, se estancó en el puesto 14 con 22 puntos. Por su parte, el Everton de Carlo Ancelotti se encuentra en la cuarta posición de Inglaterra, con 32 unidades.