GUADALAJARA, Jal., 9 de septiembre 2019.- Las cosas no han salido como se tenía pactado. Chivas tiene 8 puntos con los que se coloca en el puesto 15 de la Tabla General y con la quema que los acecha. Pese a ello, el técnico Tomás Boy no cree que salga del equipo si cae el fin de semana ante Atlas, en el Clásico Tapatío. 

“No pienso en eso, la verdad, no me interesa esa parte, yo estoy ocupado de la parte futbolística y no. Pienso que estamos trabajando bien y que ahí vamos tranquilos”.

La afición está molesta por la falta de resultados. Los seguidores del Rebaño Sagrado piden su salida, todo eso lo comprende el estratega, sabe que es parte de su trabajo. 

“Por supuesto que la afición tiene derecho a opinar y bienvenidos los gritos, quiere decir que están ávidos de resultados, de cosas buenas. No pasa nada, me han gritado en todos lados. Cuando estaba en Atlas también me gritaron, cuando estaba en el Morelia. Ya parece como cantaleta”, explica. 

CLÁSICO TAPATÍO

Tomás reconoce que debe levantar al equipo porque se le puede ir su oportunidad de calificar a la Fiesta Grande. 

“Los resultados son fundamentales, eso es evidente para tener logros, no podemos quedarnos sin Liguilla esta temporada y el equipo tiene que levantar rápido en la cosecha de puntos”, y asegura que van a dar todo, sobre todo este fin de semana que se medirán ante Atlas en el estadio Akron. 

“Un Clásico es un partido a muerte y espero que las cosas las hagamos mejor. Creo que el día de Cruz Azul hemos dado un salto de calidad y esto nos va a permitir tomar consciencia y ser más constantes con los resultados que hacen falta”, expone. 

Sobre el funcionamiento que tiene el equipo, el Jefe siente que no están tan mal como se puede creer. Para él el juego amistoso del domingo ante América pudieron llevárselo, pero la puntería es la que falla.   

“Es que no todos los partidos se pueden ganar, por ejemplo ayer fue muy notorio, creo que mi portero no salió ni en la tele de lo bien que jugó el equipo, dominó, trabajó, nos está faltando hacer esa jugada última, pero en general el funcionamiento es muy bueno, sobre todo de jugadores que no vienen siendo titulares”, confiesa. 

En el Clásico Tapatío, Tomás se enfrentará en el banquillo a quien fue su líder del equipo cuando estaba con los Zorros. Califica su labor como buena y asegura que no considera a ver sido su maestro para que él siguiera su camino. 

“(Leandro) Cufré fue mi capitán muchos años en la mejor época del Atlas conmigo. Está tratando de hacer las cosas lo mejor posible, sé que su equipo será muy aguerrido porque como era él” y añade. 

No (es mi alumno), yo no tengo escuela, eso es mentira. A él le gustaba cómo trabajaba y espero que haya aprendido lo suficiente”, finaliza.