GUADALAJARA, Jal,. 11 de agosto de 2020.- El Wolverhampton de Raúl Alonso Jiménez, cayó víctima de sus propios errores, pues perdió la oportunidad de acceder a las Semifinales de la Europa League, tras caer por la mínima frente al Sevilla.

El mar parecía abrirse para las huestes de Nuno Espírito Santo, ya que a los 10´, los Lobos roban el esférico por medio de Adama y fue derribado por Diego Carlos, por lo que el nazareno del encuentro, Daniel Orsato decreta la pena máxima y amonesta al central brasileño.

El encargado de hacer el cobro es el mexicano Raúl Jiménez, quien a su fiel estilo, da unos pasos lentos y dispara a media altura: el guardameta Bono se lanza a su izquierda y desvía y en el rebote, la defensa pone orden alejando el peligro.

A los 12´, el canterano americanista deja escapar la oportunidad más importante del juego.

El empate predomina y el estratega Espírito Santo, decide guardar el resultado hasta la última consecuencia y en el pecado lleva la penitencia, pues cuando parecía que los 90 reglamentarios culminaban en empate, viene un cobro corto de esquina, el balón llega al argentino Ever Banega, que ante la complacencia defensiva, saca el servicio al área donde se levanta Lucas Ocampos, que con buen cabezazo, vence el lance del arquero Rui Patricio a los 88´ y con ello, darle la clasificación a Cuartos a la plantilla española.