GUADALAJARA, Jal., 22 de septiembre de 2021.- Siete triunfos en siete partidos. Pasó perfecto del París Saint-Germain en la Ligue 1 de Francia, que sufrió más de lo esperado ante el último lugar de la clasificación. Igual que el domingo pasado, de nuevo la victoria fue agónica esta vez sobre el Metz por 2-1, gracias a un gol al minuto 95 y sin el astro argentino Lionel Messi, quien no viajó con el equipo debido a una lesión.

Con tan marcada diferencia entre ambos equipos, se esperaba que PSG fuera una aplanadora en el Estadio Saint-Symphorien. Y al inicio parecía serlo. Apenas se jugaba el minuto cuatro cuando Neymar vio el movimiento a la espalda de los defensor. Mauro Icardi picó exacto al espacio para alcanzar el servicio del brasileño y definió por encima del guardameta.

Cuando el balón ya iba al arco, Matthieu Udol salvó al Metz barriéndose sobre la línea. En el rebote, Achraf Hakimi estuvo atento para rematar al arco. Otra vez el mismo zaguero local cortó el esférico, pero ahora ya estaba dentro de la portería y el balón alcanzó a rebasar la línea. Se marcó el gol y el cuadro visitante tomaba rápida ventaja.

Pero lejos de bajar los brazos, el conjunto local se fue al frente. Al minuto 38, Lamine Gueye cobró un tiro de esquina desde el costado derecho. El esférico viajó hacia primer poste, donde Boubakar Kouyaté se adelantó perfecto a la marca. Ganó por arriba y cruzó su cabezazo para superar al costarricense Keylor Navas. El partido se empató y la tribuna explotó.
Antes de concluir la primera parte, el Metz pudo darle vuelta al marcador. Al ‘44, Lamine Gueye escapó por el centro, solo y enfilo rumbo al área.

Encaró al guardameta visitante, pero Keylor Navas achicó a tiempo, tapó el disparo y así salvó al París Saint-Germain, que se fue al vestidor para el descanso con el marcador igualado 1-1.

En la segunda parte, la escuadra local controló bien al PSG y prácticamente no le permitió generar aproximaciones de peligro. El empate parecía decretado, pero la expulsión de Dylan Bronn, ya al ‘90, cambió por completo el estado anímico del encuentro. El técnico local, Frederic Antonetti, también recibió la tarjeta roja por protestar esa decisión.
París Saint-Germain aprovechó la desconcentración total del Metz para irse al frente en el tiempo agregado.

Al ‘95, Neymar metió un gran servicio para Achraf Hakimi, quien entró al área cargado a la derecha, recortó al centro y soltó un zurdazo que terminó en las redes para conseguir al agónico 2-1 para el conjunto dirigido por Mauricio Pochettino.

Así, el poderoso PSG mantiene el paso perfecto: siete victorias y 21 puntos para seguir en la cima de la clasificación en la Ligue 1 de Francia. El Metz, por su parte, es último de la tabla, con solamente tres unidades y todavía sin conocer la victoria después de siete jornadas disputadas.