GUADALAJARA, Jal., 22 de julio de 2021.- La goleada de México por 4-1 sobre Francia despertó en millones de aficionados la ilusión de que se puede lograr algo importante en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pero lejos de echar campanas al vuelo, el técnico del Tricolor, Jaime Lozano, planta los pies en el suelo y asegura que no se ha ganado nada. Lo más complicado todavía está por venir.

“Tenemos un mes prácticamente trabajando y tratando de adaptar la idea de juego. Desde el Preolímpico y desde que empezó este proceso, confiamos mucho un una idea de juego. Sabemos que posiblemente no es la mejor, pero es la nuestra, es en la que confiamos, en la que trabajamos. Después, todo es más fácil con buenos jugadores y buenas personas, todo es más fácil con gente que confía en el trabajo, con gente que viene a sumar, con gente de experiencia, con esa capacidad de liderar grupos”, explicó.

“Creo que el resultado es muy abultado. Ocasiones generamos bastantes, pero también sabemos que tenemos gente muy desequilibrante, que si tenemos orden y nos apegamos a algo, la gente de arriba tendrá seguramente ocasiones de marcar diferencia, como lo fue el día de hoy. Estoy muy agradecido por el momento, por haber vivido esta gran oportunidad de liderar esta Selección. No hemos ganado absolutamente nada más que tres puntos, un buen paso, pero viene lo mejor. Hay que ir paso a paso, venimos con la intención de jugar seis partidos y apenas llevamos el primero, que sin duda alguna por el rival, te llena de ilusión y de ganas de seguir avanzando”, sentenció después del juego.

Ahora, uno de los principales objetivos de la Selección Mexicana es evitar caer en exceso de confianza. Esa labor se comenzó desde el silbatazo final, cuando el portero Guillermo Ochoa llamó a todos, titulares, suplentes y cuerpo técnico, para reunirse en el campo, donde se habló precisamente eso: fue un buen inicio, pero falta mucho camino por recorrer.

“Un poco la idea de juntarnos al final fue de Memo y fue un poco para hablar eso exactamente, que sólo se dio un gran primer paso. Dentro de lo que yo siempre busco, mi filosofía de vida es buscar mejorar algo y si buscas mejorar algo no te quedas con todo lo bueno que has hecho el día de hoy. Normalmente hasta nos critican un poco de ahora pon un video de las cosas buenas, pero nosotros sabemos que ellos son grandes jugadores que hacen muchísimas cosas buenas durante los entrenamientos y durante los partidos. Nos enfocamos mucho en recalcárselas, pero también en ver las áreas de oportunidad. Eso no te permite relajarte, saber que tienes todavía para crecer y ser mucho mejor, individual y colectivamente”, concluyó Jaime Lozano.