GUADALAJARA, Jal., 23 de julio de 2021.- Como un homenaje a personas fallecidas y el reto que ha representado la organización de la justa veraniega por el brote de la pandemia del coronavirus, se celebró la insólita ceremonia de inauguración por la trigésima segunda edición de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

En punto de las 6 horas de este viernes, tiempo de México (20 horas Japón), el Estadio Olímpico de Tokio fue el escenario donde Japón mostró al mundo una parte de sus novedades tecnológicas, a través de un homenaje a la perseverancia y preparación en casa que protagonizaron los atletas, debido al aislamiento social provocado por la pandemia; bajo el eslogan: Alejados pero Juntos.

En presencia de Naruhito, emperador de Japón y de Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), la ceremonia se encaminó a recordar y homenajear a todos los fallecidos a causa del coronavirus; guardando un minuto de silencio. Pero también, se enalteció el trabajo de los antepasados que forjaron el pueblo y nación japonesa, al mismo tiempo que explotaban los juegos pirotécnicos.

El legado de los Juegos Olímpicos de Tokio 1964 se presentó en la ceremonia, con los icónicos anillos olímpicos, construidos con la madera de los árboles plantados por los atletas que participaron 57 años atrás, en los primeros juegos celebrados en ese país.

Llegó el momento esperado por los ojos del mundo. Por regla general, el orden de los países en el desfile siguió el orden alfabético de la lengua del país anfitrión (México desfiló en el puesto 182). Solo hay dos excepciones, que son Grecia, quien abrió el cortejo por ser cuna del olimpismo, y Japón, que cierra por ser el anfitrión.

Argentina, fue el primer país hispanoamericano en desfilar y también el primero en irrumpir al protocolo sanitario, sin respetar las distancias que ha establecido la organización, sus deportistas han saltado al unísono en señal de algarabía y con el uso incorrecto del cubrebocas. Por Europa, hizo lo propio Portugal.

Los representantes de las 206 naciones participantes mantenía a buen ritmo su marcha, sin embargo, ante la ausencia del calor del público perdió mucha magia y emotividad, que a lo largo de 32 ediciones, nos tiene acostumbrado.

Con el atuendo especial elaborado por diseñadores oaxaqueños, el clavadista Rommel Pacheco y la golfista Gabriela López, encabezaron como abanderados a la delegación mexicana durante la pasarela.

El momento cumbre con el juramento y el encendido del pebetero, cada vez estaba más cerca de vivirse en Tokio. Dos deportistas, dos jueces y dos entrenadores japoneses rindieron el famoso juramento olímpico:

«En nombre de todos los competidores, prometo que participaremos en estos Juegos Olímpicos, cumpliendo y respetando con sus reglamentos, comprometiéndonos a un deporte sin dopaje y sin drogas, con verdadero espíritu deportivo, por la gloria del deporte y el honor de nuestros equipos».

Sin duda, el momento que cautivó a los atletas y a todo el mundo desde el televisor, fue cuando aparecieron en escena mil 824 drones, con los cuales formaron en el cielo el logo de los Juegos y al planeta con sus continentes y todo. Un alarde de tecnología que realmente ha sido emocionante al ritmo de la majestuosa canción Imagine, del legendario John Lennon. La interpretación estuvo a cargo de Angelique Kidjo, Alejandro Sanz, John Legend y Keith Urban.

Tras los discursos de la presidenta del Comité Organizador, Seiko Hashimoto y de Thomas Bach, presidente del COI, el emperador de Japón, Naruhito, brindó la inauguración oficial del evento deportivo más importante del orbe.

Con una espectacular presentación fue como Tokio 2020 presentó los 50 pictogramas de las disciplinas que integran el programa Olímpico.

Con el encendido del Fuego Olímpico por la ganadora de cuatro Grand Slam, la tenista Naomi Osaka, el pebetero olímpico se ilumina a partir de este viernes 23 de julio y hasta el domingo 8 de agosto, con los tan esperados Juegos Olímpicos de Tokio 2020.