GUADALAJARA, Jal., 11 de febrero de 2020.-Leones Negros no dejó pasar la oportunidad de celebrar el 60 aniversario de su casa, el Estadio Jalisco, con un duelo amistoso ante el Atlanta United que dirige la leyenda holandesa, Frank De Boer. Al final, la oncena de Jorge Dávalos tuvo más llegada que su oponente, pero no lograron capitalizar.

Fue hasta los 20’ que la escuadra melenuda inquietó un poco a la defensiva norteamericana, en un servicio para Omar Bravo, el defensor tropezó y el mochiteco ingresó al área, sacó el servicio Miles Robinson rechazó a saque de banda, quedando lesionado en la acción y relevado por George Campbell.

Al 26’ servicio de Francisco Rábago para Jorge Padilla, llegó a línea de fondo y centró a la posición de Omar Bravo que remató de primera intención con derecha, pero el balón se fue por un costado de la cabaña del United. Minutos más tarde, Bravo ganó una pelota dividida por el sector izquierdo, el balón llegó a Amador que se animó a disparar; no obstante salió por un costado.

En los 39’, jugada a balón parado para la escuadra visitante, el venezolano Josef Martínez cobró de zurda, a un lado del poste derecho del arco de Felipe López. Un minuto después, Carlos Baltazar sacó un fogonazo potente a la base del poste izquierdo y Guzan se lanzó para desviar a tiro de esquina.

En la parte complementaria, George Campbell midió mal el bote, condujo e ingresó a zona de peligro, mando el centro para Jorlian Hernández pero no alcanzó a hacer contacto con la de gajos, eran los 46’ de tiempo corrido. Al 50′, Daniel Amador tomó la pelota dentro del área y disparó por abajo, obligando a Guzan a recostarse evitando la caída de su marco.

Atlanta quería ponerse arriba en el marcador y estuvo cerca, en un balón filtrado a la zona de los 16.50 para Josef Martínez; sin embargo, el guardameta Salim Hernández achicó de forma perfecta evitando la anotación.

El nazareno del encuentro, Daniel Quintero dio tres minutos de agregado y con ello terminó el partido, por lo que el ganador se definió por tiros desde los 11 pasos.

En los penales, el guardameta Salim Hernández se erigió como el héroe al atajar tres disparos y Juan Carlos Valenzuela fue el encargado de marcar el tercer penal y con ello le dio la victoria al equipo universitario por 3-1 y por ende, el trofeo conmemorativo se quedó en casa.