GUADALAJARA, Jal., 15 de junio de 2021.- El Gran Campeón mexicano arribó al centro de Guadalajara a bordo de una camioneta roja de reciente modelo. Descendió de la unidad y de inmediato se le abalanzó la fanaticada presente para intentar tocarlo o ya con mejor suerte, pedirle un autógrafo y la ansiada fotografía.

Julio César accedió gustozo y los elementos de seguridad no se daban abasto para tratar de abrirle paso a la leyenda y como pudieron, lograron que subiera a la escalinata y de ahí directo al ring, donde dio unos cuántos movimientos, con el Macho Camacho presente, quien solo lo miró y le dijo:
“No te vayas a pasar porque no respondo’, mientras Julio lo miraba de forma retadora.

Posteriormente, el César del boxeo tomó la palabra, dejándole un recadito al boricua de cara al próximo sábado por la noche:
“Todos los peleadores puertorriqueños son así de hocicones. Vamos a ver si es cierto el sábado, cabrón, te voy a pegar una chinga», le dijo al centroamericano.

Con micrófono en mano y dando la vuelta al cuadrilátero, agradeció a los tapatíos por todas las muestras de cariño recibidas y prometió brindar una gran pelea el 19 de junio.

“Quiero agradecerles a todos el apoyo y el cariño que me han dado. Lo poco o mucho que quede de mí, les prometo darles un buen espectáculo este sábado. Muchas gracias”, dijo mientras la gente se le entrega con gritos y aplausos.

Chávez y Macho Camacho se volverán a ver las caras antes del magno evento, este viernes en punto de las 14:00 horas en el pesaje, evento que tendrá el mismo escenario que la exhibición de este martes.