SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 9 de marzo 2020.- El dilema de la escasa proyección a decenas de jóvenes futbolistas mexicanos que desean llegar al profesionalismo, parece haber encontrado una solución con la creación de la Liga de Balompié Mexicano, programada para el mes de septiembre.

Dentro de sus intenciones, sus directivos pretenden dar oportunidad a quienes no han podido ser parte de un equipo en Primera División, y no se pierdan en el olvido como ha sucedido con cientos de jugadores.

Nuevo sistema de competencia, reducción de jugadores extranjeros, tres divisiones con ascensos y descensos, sin porcentajes y dar cabida a las promesas del futbol mexicano son algunas de las interesantes propuestas de la naciente liga, aunque este proyecto en su arranque, no tendrá tantos reflectores, y por ello deberá demostrar qué tan profesional será.

MÁS DETALLES AQUÍ