GUADALAJARA, Jal., 9 de septiembre de 2020.- El pugilista tapatío Saúl Canelo Álvarez y Óscar de la Hoya protagonizarán un duro combate, pero no precisamente porque el exboxeador salga del retiro, sino porque Álvarez interpuso una demanda contra la empresa Golden Boy Promotions y su representado, así como en contra del canal DAZN, debido a que no le han encontrado rival para este año, lo que considera incumplimiento de contrato.

En información vertida por ESPN, se señala que este martes demandó en Los Ángeles, California, ya que no estuvo de acuerdo con las opciones que le presentaron como rivales para lo que resta del presente 2020.

Dicha inactividad se debe por la pandemia del Covid 19, que en tiempos normales, Saúl debió enfrentarse a Billy Joe Saunders y en este mes, escribir un capítulo más frente a Gennadiy Golovkin, por lo que señaló que no permitirá que por causas de la empresa lo tengan fuera de circulación.

“Soy el número uno del mundo libra por libra. No le tengo miedo a ningún oponente en el ring, y no voy a permitir que las altas de mi locutor  o promotores me mantengan fuera del ring. Presenté la demanda para poder volver al boxeo y darles a mis fanáticos el espectáculo que se merecen”, señaló vía comunicado.

En 2018, el boxeador de Jalisco se convirtió un contrato millonario, al lograr convenio con DAZN por 5 años y 365 millones de dólares por 11 peleas exclusivas en ese lapso. Empero, la cadena televisiva argumenta que al no tener rivales de jerarquía, no están en disposición a pagar dicha cantidad, además que no ha peleado por el tema de salubridad mundial.