GUADALAJARA, Jal., 7 de julio de 2020.- Hace seis años dijo adiós Alfredo Di Stéfano, el jugador que cambió la historia del Real Madrid. El 7 de julio de 2014, la Saeta Rubia falleció a los 88 años en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón en la capital de España, donde había ingresado dos días antes debido a un paro cardiaco.

Di Stéfano pasó a la historia del fútbol al liderar el legendario equipo que ganó las primeras cinco Copas de Europa de forma consecutiva.

Su presencia fue clave para que el Real Madrid se convirtiera en el mejor club del mundo y también amplió la sala de trofeos madridista con una Copa Intercontinental, dos Copas Latinas, ocho Ligas y una Copa de España.

De 1953 a 1964, el mejor jugador de todos los tiempos deslumbró a los aficionados del Real Madrid en 396 partidos en los que marcó 308 goles.

Estas exhibiciones le permitieron conseguir dos Balones de Oro y el Súper Balón de Oro, con el que en 1989 France Football premió su carrera. Es el único jugador que posee este galardón.

También ganó el Trofeo Pichichi en 5 ocasiones. La Saeta Rubia, que nació en Buenos Aires el 4 de julio de 1926, siguió siendo importante en la historia del Real Madrid fuera del terreno de juego. Como entrenador ganó una Supercopa de España y dio impulso a la Quinta del Buitre.

Su relevancia y su contribución a la leyenda madridista hizo que fuera nombrado presidente de honor del club. Como homenaje, el estadio de la Ciudad Real Madrid en el que disputa el primer equipo sus partidos como local en el tramo final de esta Liga lleva su nombre.

Información de Quadratín Deportes