GUADALAJARA, Jal., 28 de febrero de 2016.- Luego del empate a un gol frente a Chivas, el entrenador Tijuana, Miguel Herrera, terminó molesto por el arbitraje, luego de que su equipo terminara con diez hombres en el terreno de juego.
Polémico como siempre, Herrera externó su inconformidad con el trabajo del silbante y resaltó el orden que mostró su equipo para obtener el empate “No entiendo como abaratan las tarjetas, cualquier jugada es fuerza desmedida, pues que vaya con una Barbie y se la dé en la cancha, que jueguen en las muñecas, en dos jugadas me echa un jugador, si hace penal, ahí la amarilla está bien, pero una antes no es un choque que digas se lo tragó, fue un faul normal, las nuestras las juzga de tarjeta y las de ellos no, no fue parejo. Después con uno menos tienes que pararte mejor, no olvidarte de ofender, pero debes hacer un buen trabajo defensivo, Vilar estuvo muy bien hoy y el equipo se mantuvo bien en zona defensiva”, dijo.
Cuestionado sobre si la situación de Chivas pudo condicionar el trabajo del silbante, ‘El Piojo’ descartó esta posibilidad y mencionó que las fallas arbitrales son un mal de la Liga “No es en este partido nada más, la liga cualquier jugada te llega el cuate y te dice que es con fuerza desmedida, de donde lo inventaron porque veo los partidos de Europa y no veo que salgan con la famosa palabrita fuerza desmedida, mañana vamos a jugar Barbies mejor, no es hoy, hay jugadas que si son fauls, pero no son de tarjeta y aquí ya de cualquier cosa te sacan tarjetas”, añadió.
Al final, el ex entrenador de la Selección Nacional se retiró conforme con el punto sumado, tras las circunstancias del partido “Veníamos por el triunfo, con la idea de sumar tres puntos y meternos de lleno a la calificación, pero nos falta eso para dar el estirón (ganar en casa), pero como les digo a los muchachos a veces no se puede ganar, hoy no se podía, nos llevamos el punto y estamos bien”, sentenció.