GUADALAJARA, Jal., 11 de agosto de 2020. Este miércoles 12 de agosto es el Día Mundial del Elefante y National Geographic Wild propone contenidos especiales para conocer la realidad que viven los elefantes y contribuir a la conservación de esta fascinante especie en peligro de extinción.

Dentro de su programación tiene a las 16:20 horas: Elefante: El Rey de Kalahari, la cual mostrará a la especie africana. Un mamífero terrestre más grande de la Tierra y en Botswana habita la mayor cantidad de ellos. Este es el escenario de titánicas batallas. Cada año, miles de elefantes caminan más de 11 mil kilómetros en busca de alimento y agua para sobrevivir. A lo largo del camino, el grupo es acechado por uno de los depredadores más despiadados de la región como son los leones.

Posteriormente el turno de La Vida del Elefante. Frente al Fuego, el hambre, los depredadores y los cazadores furtivos, tres familias de elefantes superan la adversidad de manera admirable dentro de la naturaleza.

Este programa sigue los viajes de manadas en Kenia, India y Malí a medida que se trasladan en busca de alimento y refugio, haciendo uso del conocimiento compartido durante generaciones. Sus habilidades únicas para comunicarse, educar y empatizar les proporcionan las herramientas necesarias para sobrevivir.

Sin embargo, a pesar de la fuerza y la inteligencia de estas criaturas majestuosas, los seres humanos ponen en riesgo su existencia.

En su turno de las 18:00 horas continuando con este especial, llega Operación Elefante. Una cría de elefante enferma es abandonada, víctima de la creciente batalla por el territorio y los recursos entre las personas y los elefantes de Sri Lanka.

Recluir elefantes en las áreas de preservación de la vida silvestre los aparta de sus antiguas rutas de migración y a menudo fallan en conseguir suficiente comida. Los conservacionistas piensan en nuevas formas de acabar el conflicto.

Y cierra Love & Bananas, con los rescates de las especies en Tailandia los cuales son impredecibles y peligrosos, y donde es más común e incluso una tradición o negocio que se transfiere de generación en generación cazarlos, vender sus partes en un mercado negro y entrenarlos para ser utilizados como animales de servicio o de entretenimiento, principalmente como atracción para los turistas.

Después de un viaje en el que conoce a fondo la realidad de esta especie, la actriz y directora Ashley Bell supo que quería hacer algo. Bell y un equipo de rescatadores de elefantes, liderado por la conservacionista Lek Chailer, se embarcan en una misión audaz de más de 720 kilómetros a través de Tailandia para salvar y liberar en un santuario a Noi Na, una elefanta de 70 años parcialmente ciega, y aquí la producción expone las condiciones a las que algunos elefantes asiáticos son sometidos.