GUADALAJARA, Jal., 6 de diciembre de 2019.-“Por muchos puritanismos, por muchas reglas restrictivas, fuimos testigos de una contracultura. Muchos de los movimientos ocurrieron en la música, nos poníamos a ver películas, libros, tuvimos una visión muy amplia de invadir campos, y eso nos dio la seguridad y la confianza de que sí se podía producir algo”, fue uno de los pensamientos que Manuel Falcón vertió durante la conferencia “Tapatíos de corazón”, que tuvo como sede el Salón 3 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), y que forma parte del programa del Encuentro Internacional de Caricatura e Historieta.

Moderada por Chavo de la Torre, la charla contó también con la participación de Jis y Trino, quienes recordaron aspectos de su formación en Guadalajara, que fueron compañeros de generación como Guillermo del Toro, Julio Haro y hasta Fher de Maná, quienes de alguna forma contribuyeron a la creación de la revista Galimatías, que inicialmente se llamó Uno no es ninguno, en alusión al diario capitalino unomásuno, popular a principios de los ochenta.

La charla transcurrió ante un salón repleto. Falcón, quien fue profesor de Jis y Trino en la universidad, habló de cómo fue que Guadalajara recibió su humor irreverente, y gracias a que se publicó previamente en México trascendieron a la ciudad.

Trino habló de lo que han evolucionado los medios, pero también de cómo la economía ha modificado las plataformas en las que publican su trabajo. “Nos salimos de ser moneros de periódico, porque además, hoy los periódicos se hacen cada vez más delgados y los periodistas más gordos, y ahí es donde los espacios están disminuyendo, porque no sé desde hace cuánto no pasa que vas en tu carro y le dices al señor voceador que te venda un periódico, hace años no compras el periódico, es decir, todo está en la red.

“Tengo la idea de que en Guadalajara, yo soy tapatío totalmente, tenemos los peores empresarios; aquí los empresarios ladran por la noche nomás para no comprar perro, no gastan un peso”, añadió el creador de Pipo y don Calvino.

Jis fue el que menos participación tuvo, pero habló, entre otras cosas, de su poca disposición de salir de Guadalajara para realizar su trabajo: “Soy un molusco”, afirmó, y también recordó un episodio de censura que vivió indirectamente.

“En nuestra sección de humor que hacíamos en La Jornada Semanal era un tema cada semana. En esa ocasión el tema era Semana Santa, y no salió”, contó Jis sobre una tira en la que reflejaban a un Cristo jugando al hula-hula con la corona de espinas. “Nos llegó una carta de [Héctor] Aguilar Camín, quien era el director de La Jornada Semanal, y que decía ‘por el bien de ustedes, de México y de mi periódico, porque no quiero que nos rompan los cristales, no voy a publicar la tira de Cristo en Semana Santa porque, no mamen, es Semana Santa’, y era de esos chistes que hacíamos sobre Cristo y la cruz”.

La charla se mantuvo en un tono de humor, reflexionando además sobre las nuevas tendencias humorísticas y qué esperan para su trayectoria, entre lo que se encuentra, a petición de los asistentes, el reconocimiento La Catrina (ganado en 2018 por Falcón) para Jis y Trino.

“Yo digo que sea para Jis primero y luego para mí, porque no me gusta dividir el dinero”, bromeó Trino.