GUADALAJARA, Jal., 9 de septiembre de 2016.- La historia de la fotografía vive constantes momentos de cambio y transición, nadie sabe cómo será la fotografía dentro de cinco años; lo que para el fotógrafo Pedro Meyer, fundador del Consejo Mexicano de Fotografía, representa un privilegio vivir.

De acuerdo a un comunicado, en el Museo de la Ciudad, una de las sedes donde se desarrolló la segunda Semana de la Fotografía, organizada por el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Pedro Meyer, uno de los pioneros y más reconocidos representantes de la fotografía contemporánea explicó: “Imagina la combinación de la industria fotográfica, cultural, de la educación, todos tratando de adivinar por dónde es que se va a desarrollar este tema de la fotografía. Es una fortuna estar vivo en este momento”.

Consideró que los retos para la fotografía son simultáneamente creativos y tecnológicos, y es un círculo vicioso porque lo tecnológico afecta lo creativo y viceversa.

“Debemos tener una cultura visual para poder progresar y usarla en la fotografía», dijo Meyer.

Explicó que actualmente todo mundo toma fotos, el asunto es que todo cambia y cambia todos los días.

“Hay que aprender a ser autodidactas, con mucho más énfasis de lo que se es hasta ahora, menos dependencia de que alguien venga a decirte cómo hacer las cosas, cuando en realidad todo se puede encontrar en la red”, agregó.

Pedro Valtierra, director de la agencia Cuartoscuro, participó con la conferencia “El manejo editorial de una revista fotográfica en México: «Cuartoscuro».

Dijo que ésta surge de la necesidad que existía en México de tener un medio de información dedicado a la fotografía y que diera espacio a fotógrafos mexicanos.
captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-16-48-15

Recordó que su objetivo era una revista para fotógrafos mexicanos, en la que pudieran publicar jóvenes no sólo de la Ciudad de México. “La fotografía en México ha padecido de lo que sufre la cultura general en este país, está muy centralizada y se piensa que en la Ciudad de México están los mejores fotógrafos, pero yo no comparto esa idea, pienso que los mejores fotógrafos están en toda la República”.

Argumentó que siempre ha pensado que a la fotografía mexicana le ha faltado más impulso y no sólo a la de prensa, y hoy el apoyo que se tiene para distintos centros fotográficos como el Centro de la Imagen son importantes, porque no existían.

“Por eso, es fundamental  potencializar la enseñanza de la fotografía, impulsar su exhibición en distintos espacios, buscar todas las posibilidades para que la fotografía mexicana pueda tener más circulación”, concluyó.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-16-47-55