GUADALAJARA, JAL., 9 de agosto de 2019. — Aún cuando aseguró que ofrecería algún mensaje tras las primera audiencia ante el Ministerio Público federal, la ex funcionaria federal Rosario Robles Berlanga, salió del Reclusorio Sur sin emitir comentarios y bajo la promesa de presentarse el próximo lunes 12 de agosto.

La Fiscalía General de la República (FGR) finalmente llevó este jueves a comparecer a la ex funcionaria del Gobierno federal, Rosario Robles por la corrupción revelada en la investigación periodística denominada La Estafa Maestra.

Alrededor de las 10 de la mañana arribó al reclusorio para un primer encuentro, en donde la FGR afirmó que la ex titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y de Desarrollo Social (Sedesol) estaba al tanto de presuntas irregularidades que se cometían durante su gestión, pero omitió reportarlas y con ello permitió el desvío de hasta 5 mil 73 millones de pesos.

Antes de las 22 horas, la comparecencia de este jueves concluyó, pues el juez determinó posponer la audiencia de Rosario Robles para el próximo lunes a las 6 de la tarde, por lo que sin contar el receso, al menos estuvo 10 horas en la audiencia.

Sin embargo, a la ex secretaria que fue parte del gabinete del ex presidente Enrique Peña Nieto, no se le emitieron medidas cautelares por este caso.

Por su parte, la defensa de la ex funcionaria solicitó les fuera informado con precisión cuales y en cuántos convenios se involucra a su defendida, por lo que el juez decretó un receso de dos horas para poder presentar los recursos pertinentes.

Además, aún cuando acusó que, “en un acto de deslealtad procesal, la FGR entregó el día de hoy por la mañana un registro de investigación consistente en una testimonial recabada el 14 de mayo y que no entregó a la defensa en su momento”, horas más tarde, aseveró que imperaría la justicia en el caso.

“Estoy seguro que en el proceso que se le sigue a Rosario Robles imperará la justicia. Quien nada debe, nada teme”, indicó en un mensaje en redes sociales el abogado Julio Hernández Barros, defensa de Robles Berlanga.